Menú Buscar
Jugadores de Arabia Saudí celebran un gol / EFE

Arabia Saudí regalará un estadio a Irak

El sorprendente obsequio se enmarca en la política de acercamiento que están manteniendo ambos países en los últimos meses

2 min

Arabia Saudí e Irak, consideradas rivales políticos durante mucho tiempo, llevan unos cuantos meses mejorando considerablemente su relación. Incluso en el fútbol. Una muestra de ello es el increíble regalo que el rey saudí, Salman bin Abdelaziz, ha prometido a Irak: un estadio de fútbol. Ni más ni menos.

La decisión la comunicó el monarca en una llamada telefónica que mantuvo con el primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, según informó ayer martes  la oficina del responsable iraquí. El obsequio responde a la voluntad del rey Abdelaziz de fortalecer la colaboración entre ambos países.

Partido amsitoso

El ofrecimiento se produce justo después del partido amistoso que las selecciones de ambos países disputaron el pasado 28 de febrero en el sur de Irak -en Basora-, que acabó en una victoria de la selección iraquí por 4-1. Este encuentro fue una propuesta de Arabia Saudí, que estará presente en el Mundial de Rusia, para presionar a favor del levantamiento del veto impuesto a Irak por la FIFA en los años noventa.

El ente máximo del fútbol mundial decidirá el próximo 16 de marzo si retira o no la sanción a Irak, impuesta en los últimos años del siglo XX, aunque levantada por un corto periodo de tiempo en 2012, y que está motivada por la oleada de violencia que tuvo lugar entonces en el país asiático.