Menú Buscar
Los amos de los clubes de fútbol y sus negocios (y II)

Los amos de los clubes de fútbol y sus negocios (y II)

Los presidentes de los equipos de Primera de media tabla para abajo, incluidos los recién ascendidos, no envidian en nada los negocios de los diez primeros

James Martí / Gerard Compte
7 min

Tras repasar en una primera entrega los negocios de 10 presidentes del fútbol patrio cuyos equipos terminaron la pasada Liga en la primera mitad de la tabla, en estas líneas llega la segunda entrega correspondiente a los equipos de la segunda mitad de la clasificación.

El altivo representante de Oriente Medio de la liga española es Nasser Al-Thani (Qatar, 1969), pariente del emir de Qatar y presidente del Málaga CF. Con una fortuna estimada de unos 20.000 millones de euros, el jeque compagina su hobby por el fútbol al frente del conjunto andaluz con la dirección de su conglomerado empresarial, el grupo NAS. Por si todo ello no fuese suficiente, como miembro de la familia del emir también participa en la toma de decisiones del Gobierno de su país.

Figurante con poder

El trío de dirigentes extranjeros (el otro es Chen Yansheng, presidente del Espanyol) lo cierra el singapurense Anil Murthy, nuevo presidente del Valencia CF. Aunque dure en el cargo lo que se le antoje a su compatriota Peter Lim, dueño del club, de Murthy se sabe que posee una dilatada experiencia de más de 15 años como diplomático para el Ministerio de Asuntos Exteriores de Singapur y está especializado en asuntos europeos, habiendo sido jefe adjunto de la Misión en París y delegado permanente de la Unesco.

No son solo extranjeros. Español es Carlos Mouriño (Vigo, 1943), quien preside el Celta de Vigo desde 2006. Mouriño tuvo que emigrar a México para alcanzar el éxito profesional, el cual le vino tras la compra de seis gasolineras que a la postre serían el comienzo del potente Grupo Energético del Sureste (GES). En la actualidad, los negocios e inversiones del vigués pasan por la construcción, la banca e incluso la restauración.

El único presidente insular es Miguel Ángel Ramírez Alonso (Las Palmas, 1969). El presidente de la UD Las Palmas probó fortuna con negocios de distinto calado, pero fue el mundo de la seguridad privada el que le condujo al éxito empresarial de la mano de Seguridad Integral Canaria, ahora parte del conglomerado Grupo Ralons. Ha tenido discrepancias con la justicia, pues el Tribunal Supremo anuló el indulto que recibió tras la condena por un delito contra la ordenación del territorio en 2011.

Cargo caliente

Si hay uno de los equipos más inestables institucionalmente en los últimos años, este no es otro que el Real Betis Balompié. Pese a poseer únicamente el 4% de las acciones del club, Ángel Haro (Sevilla, 1974) logró acceder a la presidencia bética en 2016. Este joven ingeniero industrial fundó Wingenia en 2008 y, a través de sus distintas empresas, se dedica al ámbito de las energías renovables, la comercialización de energía, la inspección técnica de vehículos y otras áreas de menor peso.

Angel Haro, presidente del Betis.

Ángel Haro, presidente del Real Betis Balompié / REAL BETIS

En la esquina noroeste, Tino Fernández (A Coruña, 1967) preside el RC Deportivo de La Coruña tras la marcha del histórico Augusto César Lendoiro. Este economista fue consultor de la auditora Andersen, pero no tardó mucho en tomar las riendas de su destino y emprender por cuenta propia. Altia, la consultora informática y de telecomunicaciones que preside, es hoy una empresa de éxito que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y cuya capitalización se ha multiplicado durante el último lustro.

Asunto de familia

La segunda mujer que preside un club de Primera División es Victoria Pavón (Madrid, 1960), se puso al timón del CD Leganés en verano de 2009 y es esposa de Felipe Moreno, máximo accionista de la entidad. Pavón se ha labrado su carrera profesional en el sector inmobiliario y es artífice del meteórico ascenso del equipo pepinero hasta la élite del fútbol nacional.

Muchos futbolistas han pasado por los banquillos del fútbol español, pero es menos frecuente que las aspiraciones una vez colgadas las botas hayan ascendido hasta las butacas del palco. Es el caso de Delfí Geli (Girona, 1969), el nuevo presidente del recién ascendido Girona FC. Una vez terminada su dilatada carrera, Geli se dedicó a diversos negocios inmobiliarios en Salt (Girona), su localidad natal. Negocios que ahora compagina con la responsabilidad de mantener al equipo en Primera en su debut en la categoría de oro del fútbol español.

Presidentes recién ascendidos

Los presidentes Quico Catalán y Delfí Geli (izq.), y Ángel Torres (dcha.), en la sede de la LFP / LALIGA

Llevarlo en la sangre

De un debutante a todo un histórico, como es Ángel Torres (Toledo, 1952). Con un pasado ligado al mundo sindical, al empresario toledano, que lleva 15 años como presidente del Getafe, le llego el éxito profesional en la década de los 80 a través del sector de la construcción. Posteriormente, invirtió en distintos negocios, principalmente de ocio, en la misma localidad de Getafe.

El listado de los presidentes de Primera lo cierra Quico Catalán (Madrid, 1975), máximo mandatario del Levante UD. Curiosa es la trayectoria del joven presidente, que ingresó como director general del club al término de sus estudios en las prestigiosas escuelas IESE y ESIC. Diez meses le valieron para ascender a la presidencia del club donde creció, cargo que ostenta desde el 2010. Desde entonces ha pilotado al conjunto granota sin descartar que un día se dedique a la política, su gran pasión, y a través del PP, su querido partido.