Menú Buscar
Los corredores en una prueba de la liga española de orientación / FEDO.ORG

Amenazas entre la federación española de las carreras de orientación y la federación catalana

Nuevo caso de distanciamiento entre un organismo estatal y otro de Cataluña desde que se inició el ‘procés’

5 min

Hace unos meses fue con el deporte del billar y sus cuotas. Después polemizaron los del baloncesto con la final de la Copa Generalitat. Y acabó poniendo la guinda el desplante catalán de las carreras de montaña, escalada y esquí con su boicot a las competiciones español​as. Con este panorama no es de extrañar que con cualquier roce entre una federación nacional y una catalana existan personas que quieran ver motivos más allá de los puramente deportivos o económicos. Tal y como ha sucedido ahora con el deporte de orientación.

La batalla en esta ocasión gira en torno a las licencias federativas en una actividad tan minoritaria y de escasa visibilidad como es el deporte que practican. Resulta que la Federació de Curses de Orientació de Catalunya (FCOC) y la Federación Española de Orientación (FEDO) están a la greña por una cuestión de licencias, amenazando la nacional con dar de baja a la catalana si no devuelve un dinero que dice que le pertenece.

Requerimiento por burofax

El meollo de la cuestión está en que la federación española reclama con carácter retroactivo una cantidad a la federación autonómica por la tramitación del Carnet Lleure, que es la diferencia de precio entre las licencias emitidas por la catalana desde que se implantó la licencia única en 2015. Para ello el 13 de febrero, la FEDO, tras reunirse en Asamblea General Extraordinaria, le comunicó por burofax a la FCOC que le daba un plazo máximo de 15 días para que procediesen a pagar a la Federación Española de Orientación las cantidades correspondientes en la aplicación de sus Estatutos (Art. 14.4) .

Además,. la federación española alertó de que si no se devolvía la cantidad correspondiente de las licencias emitidas en los años 2015, 2016, 2017 y 2018, la FCOC podría ser dada de baja en la FEDO.

Dos participantes en la carrera disputada el pasado 11 de febrero en Sant Viçenc de Montalt / ORIENTACIO.CAT

Dos participantes en la carrera disputada el pasado 11 de febrero en Sant Viçenc de Montalt / ORIENTACIO.CAT

La nacional dio el plazo exigido para presentar las alegaciones y la documentación exigida, solicitando, además, el número exacto de Carnet de Lleure expedidos en esos años que se indican. Y la respuesta catalana este viernes ha sido contundente.

La FCOC, presidida por el catalán Josep Maria Dédeu, argumenta que las licencias a la española, con las cuales se puede competir a nivel internacional, valen 55 euros y que las de la catalana, con una mutua propia, valen 35. En las alegaciones se expone que la FCOC no incumple los estatutos, que están al corriente de pago y que su carnet no es una licencia federativa.

Federación histórica

La federación española, presidida por José Enrique Barcia, ya tiene la respuesta de la catalana y ahora habrá que ver si acepta la postura de una federación con mucho peso en este deporte –fue fundada en 1988 mientras la estatal es de 2003-, de ahí que algunos piensen ya en una persecución que solo puede enmarcarse en clave política después de tantos años conviviendo juntas.

Las carreras de orientación es un deporte que cuenta en España con 11 federaciones territoriales, cuatro delegaciones, 175 clubes, con unos 20.000 practicantes, de los que 4.900 están federados. Organizan pruebas de orientación a pie, bicicleta de montaña, raids de aventura, esquí y trail. Son carreras que requieren tanto exigencias físicas como intelectuales, ya sea practicada como entretenimiento, juego o competición. No hay más enfrentamiento que el deportivo, salvo en despachos por lo que se ve.