Menú Buscar
Israel, en uno de sus partidos clasificatorios para el Mundial de Rusia

Presionan a Adidas para que deje de patrocinar a Israel

Clubes y asociaciones palestinas exigen a la marca de ropa deportiva que retire su apoyo al fútbol judío

3 min

Más de un centenar de asociaciones y clubes deportivos palestinos han pedido a la multinacional alemana Adidas que deje de patrocinar a la Asociación de Fútbol de Israel (IFA, en inglés), alegando que tiene equipos de asentamientos judíos en el territorio ocupado de Cisjordania.

En una carta al director ejecutivo de la compañía, Kasper Rørsted, se critica que "el principal patrocinador de la IFA, Adidas, está prestando su marca para encubrir y blanquear los abusos de derechos humanos de Israel", destaca un comunicado difundido por la Campaña Palestina para el Boicot Académico & Cultural de Israel.

La resolución de la ONU

El patrocinio de Adidas, denuncia la organización y los clubes, da "cobertura internacional a los asentamientos ilegales". Además, recuerdan que la resolución 2334 del Consejo de Seguridad de la ONU, de 2016, considerando los asentamientos una "flagrante violación de la ley internacional".

La Campaña Palestina para el Boicot Académico & Cultural de Israel advierte a Adidas de que su patrocinio podría llevarle a formar parte de la lista de empresas de la ONU con negocios en colonias o "exponerle a una campaña de boicot dirigida a consumidores del mundo árabe y a nivel global".

La experiencia del maratón

En el pasado se anunciaron campañas de boicot contra la marca por patrocinar el maratón de Jerusalén, que atravesó en alguna de sus ediciones partes de la zona Este de la ciudad (ocupada por Israel desde 1967) y los clubes deportivos piden que Adidas ahora ponga fin "a su implicación con las serias violaciones del derecho internacional de Israel y los abusos de derechos humanos contra los palestinos".

La Federación de Fútbol Palestina ha pedido a la FIFA reiteradamente que impida jugar a Israel en las competiciones internacionales, ya que, a su entender, este país viola los estatutos de la organización al permitir a varios de sus equipos jugar en un territorio que no es internacionalmente reconocido como soberano, como son los asentamientos en territorio ocupado.