Universo Blaugrana

Yassine Bounou, entrenando junto al resto de sus compañeros en Marruecos / REDES

Yassine Bounou, entrenando junto al resto de sus compañeros en Marruecos / REDES

El gran ídolo de Marruecos, en la órbita de fichajes del Barça

El verdugo de la Roja en el Mundial de Qatar 2022 estuvo en la agenda de Mateu Alemany

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

08.12.2022 10:30h

2 min

El nombre de Yassine Bounou está sonando con mucha fuerza esta semana, y no es para menos. Hace un par de días, se convirtió en el gran héroe nacional de Marruecos. Con sus tres paradas en los tres primeros penaltis de España en la tanda definitiva, confirmó la eliminación de la Roja y el pase de Marruecos a los cuartos de final del Mundial de Qatar. Un hito histórico para su país, y que ha llamado la atención de los grandes clubes de Europa.

Actualmente el FC Barcelona no se plantea fichar a Bounou, al tener plena confianza en Marc-André ter Stegen y en sus dos guardametas de futuro: Iñaki Peña y Arnau Tenas. Hace menos de un año, sin embargo, el club azulgrana sí pensó seriamente en su incorporación procedente del Sevilla. A principios de febrero, cuando había cerrado ya el mercado de invierno, el área deportiva empezó a meditar en un relevo para la portería.

Se le quería como relevo de Ter Stegen

Xavi y el cuerpo técnico tenían claro que Ter Stegen iba a seguir siendo el arquero titular, pero había que darle una salida a Neto Murara y se quería fichar a un suplente de garantías. En ese momento, Iñaki Peña jugaba cedido en Turquía y todavía no había cuajado las grandes actuaciones con el Galatasaray en la Europa League, unos partidos que acabaron haciendo que Jordi Cruyff Mateu Alemany apostasen por él.

Sarabia, Ansu Fati, Balde, Pedri, Laporte, Morata, Llorente y Busquets, decepcionados tras perder ante Marruecos en la tanda de penaltis / EFE

Sarabia, Ansu Fati, Balde, Pedri, Laporte, Morata, Llorente y Busquets, decepcionados tras perder ante Marruecos en la tanda de penaltis / EFE

En ese momento de rastrear el mercado con tranquilidad, Yassine Bounou, más conocido en el Sevilla como Bono, era el primero de una lista con muchos nombres para convertirse en suplente de Ter Stegen. A favor suyo jugaba no sólo la edad, sino también su larga experiencia en la Liga, entre Girona y Sevilla.

Las negociaciones nunca se activaron

No se llegaron a activar jamás las negociaciones directas con el Sevilla, y se desconoce si ambos clubes habrían podido llegar a un acuerdo. El cancerbero, dada su competitividad, quizá no habría llevado bien el hecho de ser suplente habitual de Ter Stegen.

Sea como sea, la cuestión es que Bounou llegó a formar parte de la lista de posibles incorporaciones del Barça, y ahora es el portero de moda en Qatar 2022 por haber encajado un sol gol en cuatro partidos (y un gol que fue en propia puerta) y por haber detenido tres penaltis en la tanda definitiva contra España. Eso demuestra que la secretaría deportiva iba bien encaminada al pensar en él.

 
Hoy destacamos