Palco

Las 20 enmiendas del Senado a la nueva Ley del Deporte

Las 20 enmiendas del Senado a la nueva Ley del Deporte

La jugada de Tebas que molesta a Laporta protege el modelo de sociedad del Barça

La Liga limita la cesión o venta de activos financieros de los clubes que todavía no son Sociedad Anónima Deportiva

Víctor Malo @VMalo8

30.11.2022 02:14h

3 min

Las nuevas medidas que pretende aprobar la Liga de Fútbol Profesional para el control económico han desatado una nueva ola de victimismo en el entorno del FC Barcelona. En los aledaños del Camp Nou y, más concretamente, desde las oficinas de Arístides Maillol hablan abiertamente de "medidas anti-Barça". En cambio, el organismo que preside Javier Tebas asegura que son normas para proteger la sostenibilidad de los clubes a medio plazo. ¿Quién tiene razón? ¿Quién dice la verdad? 

Preguntado por las últimas declaraciones de Joan Laporta, donde critica abiertamente la nueva circular enviada por la Liga el pasado jueves, Tebas niega la mayor y se lanza todo un órdago: "Lo que tienen que hacer es disminuir la masa salarial, que es de 600 millones de euros. Esa es la quinta palanca que tienen que hacer".

Medidas que huyen del Barça SAD

"Yo quiero recordar que estos límites que ponemos son salariales, pero si sacan dinero y se lo quieren gastar en otra cosa, como en la reforma del estadio, lo pueden hacer", afirma un Tebas que se ha llevado este martes el premio a ejecutivo del año. El presidente de la Liga incide, curiosamente, en una cuestión que muchos de los que ahora le critican usaron como argumento para cuestionar las palancas: el modelo social del club.

Las palancas de Laporta representan ventas de activos que ponen en riesgo el patrimonio del Barça. Son hipotecas, cesiones de derechos de cobro a 25 años. Una vía que no ayuda a garantizar la propiedad del club en manos de sus socios. El modelo SAD --Sociedad Anónima Deportiva-- está cada vez más cerca. Las nuevas normas de Tebas pueden poner al Barça en dificultades para fichar caro --la venta de BLM prevista para el próximo verano no ayudaría-- pero de alguna forma salvaguardan el modelo de club, que puede basarse en una política de fichajes mucho más low-cost, como pretende Mateu Alemany

Política de fichajes low-cost

El director de fútbol del Barça es el único que aboga por el sentido común en esta delicada coyuntura que atraviesa la entidad catalana. Suyos fuerons fichajes como los de Franck Kessié y Andreas Christensen, aunque no han generado un gran rendimiento hasta la fecha. Al menos, no han comportado una inversión en sus respectivos fichajes, cosa que también incrementa la masa salarial. 

Mateu Alemany, directo y transparente, durante la asamblea de compromisarios del Barça / FCB

Mateu Alemany, directo y transparente, durante la asamblea de compromisarios del Barça / FCB

Mientras Xavi pide jugadores de talla mundial cuyo elevado coste no siempre se refleja en el rendimiento --Ferran Torres-- o Laporta apuesta por otras operaciones millonarias donde podría tener intereses particulares --Raphinha--, Mateu aboga por rastrear el mercado de finalizaciones de contrato para fichar a futbolistas con la carta de libertad. Iñigo Martínez, Dalot o Jorginho son las nuevas posibilidades que estudia el director de fútbol. 

La nueva normativa de la Liga 

Las nuevas medidas de la Liga impiden abusar de la venta o cesión de ingresos recurrentes. Dice la circular que "se puede ceder el 5% de la cifra de negocio a futuro tan solo una vez". Añade que "si lo que se cede son ingresos recurrentes, no lo puede volver a hacer". BLM se considera ingresos recurrentes para la entidad, por lo tanto, su venta en verano ya no serviría para ampliar los límites salariales, que descenderán. 

Las obras de la tercera grada del Camp Nou / FCB

Las obras de la tercera grada del Camp Nou / FCB

El club contaba con la operación de BLM como nueva palanca para ganar músculo económico en una temporada donde descenderán los ingresos por el traslado de la afición a Montjuïc. Ahora se complica la cosa.

Los ingresos no cubren los gastos 

Desde el área deportiva asumen que tienen que trabajar como si volviesen a estar sometidos a la regla 1/4. En invierno no lo estarán, pero en verano posiblemente sí, porque con el nivel de ingresos ordinarios del club --restando los ingresos extraordinarios de las palancas-- el Barça no cubre todos los gastos que tiene actualmente. Y menos, con la eliminación en Champions y las enormes dificultades que tienen para encontrar nuevos sponsors potentes desde que se marchó Messi, a quien todavía se deben 40 millones

Fotomontaje de Tebas, Laporta y Messi / CULEMANÍA

Fotomontaje de Tebas, Laporta y Messi / CULEMANÍA

El club se queja de que las normas de la Liga son muy restrictivas. ¿Pero dónde está la autocrítica? ¿Y la promesa de que reducirían la disparada masa salarial heredada de Bartomeu? ¿Y la promesa de que saldrían a negociar con la maleta y regresaría con esta llena de sponsors? 

 
Hoy destacamos