Culemaníacos

Raphinha intenta anotar su primer gol en el Mundial de Qatar / EFE

Raphinha intenta anotar su primer gol en el Mundial de Qatar / EFE

El preocupante bloqueo de Raphinha persiste en la goleada de Brasil

El atacante del Barça sigue teniendo problemas de cara al arco

Ángel Álvarez

05.12.2022 23:21h Actualizado: 06.12.2022 02:19 h.

1 min

Brasil ha mandado un contundente mensaje a los demás competidores del Mundial de Qatar, tras concretar un baile al mejor ritmo de la samba (4-0) contra Corea del Sur. La selección canarinha desplegó un fútbol ofensivo de muchísimo nivel, aunque no sirvió para que algunos jugadores pudieran superar su bloqueo en ataque, como fue el caso de Raphinha. El extremo sigue sin ver a puerta en lo que vamos de competición mundialista.

El partido del jugador del Barça fue notable en varios sentidos. Su presencia en la banda derecha supuso un dolor de cabeza para la defensa surcoreana, además de dejar una gran jugada para la apertura del marcador. Ese desparpajo en ataque fue uno de los puntos de mayor foco para la pentacampeona del Mundo; sin embargo, su problema de cara al arco no pudo solucionarse en la plácida noche de sus compañeros.

El baile de Raphinha, Vinicius, Paquetá y Neymar, en la goleada de Brasil contra Corea del Sur / EFE

El baile de Raphinha, Vinicius, Paquetá y Neymar, en la goleada de Brasil contra Corea del Sur / EFE

Sus demás aliados en la parcela ofensiva –Neymar, Richarlison y Vinicius—si lograron plasmar su nombre en el marcador, por lo que Raphinha queda un tanto más señalado ante la afición brasileña. En el mencionado encuentro ante Corea del Sur tuvo un par de ocasiones inmejorables para anotar su primer gol en la cita mundialista, pero el portero rival y su nerviosismo al definir evitaron que se diera ese ansiado momento.

Raphinha, en el foco

A pesar del jugar su mejor partido en el Mundial, el atacante culé necesitará mucho más para evitar las críticas de la prensa de su país. Cabe recalcar que Raphinha es más propenso a esos señalamientos que otros jugadores brasileños, debido a que no se profesionalizó en Brasil sino en el Vitoria Guimaraes de Portugal. Se trata por tanto de un blanco fácil a la mínima que baje el nivel competitivo, aunque por ahora se podrá liberar un poco de dichos mensajes.

Raphinha, el jugador del Barça, durante un partido con Brasil en el Mundial de Qatar / REDES

Raphinha, el jugador del Barça, durante un partido con Brasil en el Mundial de Qatar / REDES

Ahora Raphinha necesitará focalizar sus energías para los cuartos de final, donde se estará enfrentando a la Croacia de Luka Modric. Un compromiso que puede ser el ideal para salir de esa negativa racha goleadora y confirmar esa confianza que ha depositado el seleccionador Tite a lo largo del torneo.

 
Hoy destacamos