Culemaníacos

Leo Messi, lanzando un penalti contra Arabia Saudí en el Mundial / EFE

Leo Messi, lanzando un penalti contra Arabia Saudí en el Mundial / EFE

El polémico penalti que permite a Messi igualar a Cristiano en los Mundiales

Un agarrón sobre Leandro Paredes acabó en una pena máxima aprovechada por el '10'

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

22.11.2022 11:43h Actualizado: 22.11.2022 12:42 h.

1 min

El debut de Leo Messi en el Mundial de Qatar 2022, contra Arabia Saudí, no podía empezar mejor (aunque acabase en pesadilla). En el primer cuarto de hora de partido, el astro argentino ya había marcado un gol y dispuesto de una ocasión clara que no materializó por muy poco.

El origen de la pena máxima, eso sí, fue discutible. Leandro Paredes fue agarrado por un defensor en el interior del área y se dejó caer, provocando que el VAR señalase finalmente el penalti al colegiado principal, Slavko Vincic. La repetición dejó claro que el agarrón existía, aunque el jugador argentino puso de su parte para forzar la acción y beneficiar a los intereses de la albiceleste, al tratarse de un agarrón como otro cualquiera.

Messi rompe récords

El caso es que Leo Messi no falló desde los once metros, mostrándose muy tranquilo y engañando a la perfección al portero con un disparo raso, sutil y colocado. Era el 1-0 para Argentina, y todavía no se habían llegado a los diez minutos de encuentro.

Con la diana, Leo Messi igualó a Cristiano Ronaldo con siete goles en los Mundiales, y también en la faceta de haber sido capaz de marcar en cuatro Copas del Mundo distintas, tal y como hizo el portugués (2006, 2010, 2014 y 2018) y otros futbolistas míticos como Pelé (1958, 1962, 1966 y 1970), Seeler (1958, 1962, 1966 y 1970) y Miroslav Klose (2002, 2006, 2010 y 2014).

Leo Messi, celebrando el gol marcado contra Arabia Saudí / EFE

Leo Messi, celebrando el gol marcado contra Arabia Saudí / EFE

Tres goles anulados

Minutos después de que Leo Messi abriera la lata, tanto el 10 como Lautaro Martínez vieron cómo les anulaban tres goles más para ampliar la ventaja. Uno a La Pulga y dos al delantero del Inter de Milán, los tres por fueras de juego milimétricos.

Arabia Saudí jugó con fuego al colocar a la defensa muy adelantada, pero durante gran parte de la primera mitad le salió bien al dejar a los jugadores argentinos en fuera de juego. Buena sincronización de los jugadores sauditas, aunque fueron claramente asediados por el potencial de Argentina en ataque.

 
Hoy destacamos