Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Niña roba en una joyería de Barcelona / CG

[VÍDEO] Unos ladrones usan una niña para robar en una joyería

Una menor equipada con una mochila se hace con varias joyas mientras tres adultos distraen a las trabajadoras

3 min

Tres ladrones y una niña han robado varias piezas de una joyería del centro de Barcelona. La menor fue la responsable de hacerse con el botín mientras tres adultos entretenían a las dependientas.

Los hechos sucedieron este viernes cerca de las 20 horas, pero los trabajadores del local no se dieron cuenta de lo sucedido hasta la mañana del sábado. Al abrir, observaron que faltaban unas joyas que estaban fuera de la caja fuerte.

Cámaras de seguridad

Al revisar las cámaras de seguridad, los responsables de la joyería Zimt, situada en la calle Entença, vieron como una niña había sido la autora de un robo. Y no lo hizo sola.

A última hora del viernes, antes de cerrar la tienda, tres adultos entraron con una menor para preguntar por unas piezas que se encontraban en el escaparate. Las demandas de los supuestos clientes requirieron de la atención de las empleadas, que estuvieron atendiendo de espaldas al mostrador.

Doble distracción

Aprovechando la distracción, la niña se acercó tras el mostrador e incluso llega a entrar a una dependencia reservada al personal para hacerse con el botín. Todo sucede muy rápido y las trabajadoras no se dan cuenta de lo sucedido.

En otro momento, en que los adultos se dirigen hacia el mostrador, la menor se ubica fuera del campo de visión de las dependientas y se cuela en el escaparate para hacerse con otras piezas.

Denuncia

La joyería ha hecho recuento del material sustraído y calculado su valor y ha presentado denuncia a los Mossos d’Esquadra. Los propietarios consideran que los ladrones conocían la tienda por la velocidad con la que se mueva la niña y como los adultos saben cómo distraer a las trabajadoras para que no vean la actuación de la menor.

La firma recuerda que no es la primera vez que sufren un robo. Fue en 2019 y en esa ocasión las cámaras registraron como los atracadores llegaron en moto, rompieron los cristales del escaparate con un mazo y se hicieron con un considerable botín.