Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un convoy de autobuses de ayuda humanitaria a la entrada de Mariúpol /EP

Las tropas rusas bombardean un hospital infantil en Mariúpol, al sur de Ucrania

Las imágenes de la tragedia muestran a niños y mujeres, muchas de ellas en avanzado esta de gestación, huir del centro sanitario entre escombros

3 min

Las tropas rusas han bombardeado este miércoles varias instalaciones sanitarias de la ciudad de Mariúpol, al sur de Ucrania. Entre los centros afectados se encuentran una maternidad y un hospital pediátrico.

El ayuntamiento de la localidad ha difundido un video del hospital da cuenta del estado de devastación en el que ha quedado y acusa a las fuerzas de Vladimir Putin de haber lanzado sobre él un ataque aéreo con misiles. Por su parte, el Kremlin niega el bombardeo y asegura que se trata de una noticia falsa. 

Daños inconmesurables

Si bien las aterradoras imágenes de la tragedia muestran como niños y mujeres, muchas de ellas en avanzado estado de gestación, han tenido que ser evacuados del centro, entre escombros, con la ayuda de los servicios de emergencia y los voluntarios desplazados hasta el lugar. El primer balance deja una cifra de 17 heridos. Desde el consistorio señalan que los daños materiales son inconmensurables.

Según ha denunciado el gobierno ucraniano, el ataque se produjo durante el alto el fuego para que los civiles pudiesen salir por corredores humanitarios. El presidente del país Volodimir Zelenski, ha condenado los hechos, a su vez que los ha calificado "atrocidad"

Zelenski pide ayuda internacional para "parar los pies a Putin"

"Hay gente, niños, bajo los escombros. ¿Cuánto tiempo más seguirá el mundo siendo cómplice e ignorando el terror? ¡Declarad ahora mismo la zona de exclusión aérea! ¡Detened la matanza! Tenéis el poder pero parece que estáis perdiendo humanidad", ha manifestado en su cuenta de Twitter. Asimismo, Zelenski ha solicitado también ayuda internacional para poder “parar los pies a Putin”.

En total, la ONU ha cifrado en 516 los civiles muertos por la guerra en Ucrania y 908 han resultado heridos, aunque advierten que la cifra real es mucho mayor. De hecho, solo en Mariúpol se calcula que cerca de 1.300 habitantes han perdido la vida en los últimos días por bombardeos. Así lo ha asegurado el teniente de alcalde de la ciudad, Piotr Andriúschenko.