Menú Buscar
Graff junto a su hijo enfermo de leucemia trabajadores

Los trabajadores de una fábrica donan todas sus horas extras a un compañero

Graff necesita las horas para cuidar de su hijo pequeño con leucemia después del fallecimiento de su mujer

2 min

Adreas Graf es un trabajador de una fábrica en Alemania que ha recibido las horas extras de todos sus compañeros para poder continuar de baja. En total, más de 600 compañeros de trabajo, incluso algunos que no le conocen personalmente, se sumaron a la iniciativa de la empresa.

El hijo de Graf, Julius, de tres años, fue diagnosticado con leucemia por lo que estuvo ingresado en el hospital durante nueve semanas. Sin embargo, días antes de que el menor recibiera el alta, su mujer falleció por un enfermedad cardíaca, por lo que no había nadie que pudiera hacerse cargo del pequeño.

Donación desinteresada

Con su hijo en plena batalla contra la leucemia y su mujer recién fallecida, Adreas Graf, de 36 años, tuvo que pedir todas sus vacaciones anuales en la fábrica de diseño en la que trabajaba, por miedo a perder su empleo si solicitaba la baja. La jefa de recursos humanos, Pia Meier, propuso al resto de trabajadores de la empresa que donasen sus horas extra para cubrir la baja de Graf. Fue entonces cuando los compañeros de este hombre firmaron un acuerdo para donar sus horas extra.

En menos de dos semanas, acumularon más de 3.200 horas que han permitido a Graf estar de baja durante más tiempo y seguir recibiendo su sueldo. "Sin esta tremenda ayuda, estaría sin trabajo ahora mismo", ha admitido Graf sorprendido a los medios de comunicación. La sorpresa también se ha extendido a la jefa de recursos humanos, que ha afirmado que "no hubo una sola persona que no donase su tiempo". Tras el proceso de quimioterapia, el pequeño Julius ya se encuentra en casa y se espera que próximamente pueda volver al colegio.