Menú Buscar

Torturan a una menor con agua hirviendo hasta dejarla estéril

Una foto de la principal agresora, Aleksandra Dulesova, embarazada de su exnovio

La víctima salía con el exnovio de una de las agresoras e intentaron acabar con la relación, pero al no conseguirlo, optaron por la violencia física y el abuso

12.07.2018 17:03 h.
3 min

Aleksandra Dulesova y otras tres amigas se enfrentan a una pena de 16 años de cárcel por, presuntamente, haber torturado con agua hirviendo a una joven a la que dejaron estéril. Alesksandra se quedó embarazada de su novio Igor y éste, al enterarse, decidió finalizar la relación. 

Meses más tarde empezó otra relación con una chica de 17 años que desconocía la vida anterior de Igor y el embarazo de su exnovia. Cuando Aleksandra se enteró decidió poner fin a esa relación a toda costa. Empezó con amenazas verbales vía telefónica, pero ninguna de ellas surgió efecto.

Los celos llegaron a tal punto que Aleksandra convenció a tres amigas, Kristina Poyarkova y Maria Sheputaeva, ambas de 16 años y Anastasia Voronchikhina, de 20, para que colaborasen a darle un escarmiento a la nueva pareja de su exnovio. Los celos de Aleksandra la llevaron a ponerse en contacto con joven para amenazarla y lograr que lo abandonase.

Torturada durante horas

Las cuatro jóvenes irrumpieron en el domicilio de la joven y la torturaron durante horas. Le raparon la cabeza y la obligaron a practicarles sexo oral. Los actos de humillación continuaron mientras se orinaban encima de ella y grababan la escena con sus móviles. Fue entonces cuando decidieron introducirla en la bañera y le inyectaron un chorro de agua hirviendo por la vagina. 

La joven perdió el conocimiento fruto del dolor y las agresoras destrozaron su domicilio y robaron todos los objetos de valor. Horas más tarde, y una vez las acusadas habían abandonado el domicilio, la víctima recuperó la conciencia y pudo alertar a los servicios de emergencias que la trasladaron de urgencia a un hospital cercano.

Los médicos han asegurado que la joven no podrá tener hijos debido a las heridas causadas por el agua. Las agresoras se enfrentan a cargos por abuso sexual y tortura a una menor, delitos que están penados con hasta 15 años de cárcel si son declaradas culpables por un tribunal. Los hechos ocurrieron en Perm Krai,​ Rusia.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información