Menú Buscar
Selfie / PEXELS

Un selfi evita que un joven fuera condenado a cadena perpetua

Su exnovia le había denunciado, pero una fotografía familiar demostró que el acusado estaba a más de cien kilómetros en el momento de la supuesta agresión

26.11.2018 18:31 h.
3 min

Christopher Precopia fue rechazado por el ejército de los Estados Unidos debido a sus antecedentes penales. El joven de 21 años fue acusado de violencia doméstica, hecho por el cual fue detenido por la policía en octubre de 2017 después de que su exnovia lo denunciara por haberla agredido. Aunque ahora, gracias a un selfi, se ha descubierto la verdad: los hechos imputados a Christopher Precopia son falsos.

Según informa The Washington Post, la chica relató que su expareja se habría colado en su casa sin permiso y la habría atacado, utilizando un cúter para dejarle una marca con forma de 'X' en la piel, justo debajo del cuello. En la declaración a la policía había contado con todo lujo de detalles que Christopher había forzado la cerradura de su vivienda y que la había tirado contra el suelo antes de golpearla y atacarla con el objeto afilado.

Sorprendido con su detención

La declaración se tradujo en que la policía detuvo a Christopher Precopia sin que éste fuera consciente de lo que ocurría. "No actúes como si no supieras qué ha pasado", le espetó el agente, ya que el abogado defensor ha detallado que a su cliente no se le fue informado adecuadamente sobre los motivos que lo ponían bajo custodia de la justicia.

El selfi de Christopher Precopia que le ha librado de ser condenado / TWITTER

El selfi de Christopher Precopia que le ha librado de ser condenado / TWITTER

Los cargos que se le imputaban al joven eran de robo en una vivienda con la intención de cometer otros delitos, algo que le enfrentaba a la posibilidad de ser condenado a cadena perpetua. "No tenía ni idea de quién me estaba acusando de esto ni de por qué estaba sucediendo todo”, explicó el acusado, que fue puesto en libertad un día después gracias a que sus padres pagaron la fianza de 150.000 dólares.

Una fotografía como coartada

Pero la suerte se puso del lado de Christopher Precopia y de la verdad. Su madre se percató de que tenía un selfi familiar que fue tomado el 20 de septiembre de 2017 a las 19:02 horas en el Renaissance Austin Hotel. ¿Por qué es importante este dato? Porque la chica denunció que la agresión había tenido lugar ese mismo día a las 19:20 horas en el condado de Bell, a más de 100 kilómetros de distancia de donde realmente estaba el joven.

Una vez se demostró que la fotografía era real, los cargos fueron retirados. Por su parte, la novia admitió que se había inventado la historia como venganza después de la relación tormentosa que ambos habían mantenido.