Menú Buscar
La Guardia Civil mientras detiene a los implicados en el secuestro / Guardia Civil

Liberado en Tarragona un hombre secuestrado dos veces por la misma banda

La banda criminal lo secuestró 2012 y esta vez pedían medio millón de euros de rescate

5 min

Un vecino de Errenteria, Gipuzkoa, ha sido liberado en Tarragona después de haber sido secuestrado por la misma organización criminal francesa en 2012. Los miembros de esta banda, que pedían un rescate de 500.000 euros, han sido detenidos y puestos a disposición judicial en una operación coordinada por la Ertzaintza y la Guardia Civil.
Las detenciones se produjeron en Tarragona, donde la policía puso punto y final al secuestro con la liberación del rehén y la detención de cuatro de los cinco miembros de la banda, que huían hacia Francia.

El quinto implicado, que había participado dando cobijo a los secuestradores y ocultando a la víctima, fue detenido el pasado 15 de enero en Alicante.

Secuestro en Errenteria

El suceso se produjo el pasado 9 de diciembre, cuando la víctima salía de su casa en Errenteria y cuatro hombres lo metieron violentamente en un vehículo tras golpearlo y amenazarlo a punta de pistola.

Al día siguiente, un hermano de la víctima acudió a la comisaría de la Ertzaintza para presentar una denuncia. En ella, declaró que los secuestradores habían contactado por teléfono con un segundo hermano, al que le reclamaron un rescate de 500.000 euros como condición para no matar a su familiar.  

Fallo en el Secuestro

La Guardia Civil y la Ertzaintza empezaron a coordinarse al sospechar que los secuestradores habían huido del País Vasco y los situaban en Alicante, donde mantenían retenida a la víctima.

Durante el cautiverio, la organización criminal mantuvo numerosos contactos telefónicos con el hermano de la víctima para establecer las condiciones de la liberación, pero las negociaciones fracasaron y los secuestradores decidieron huir a Francia el 11 de diciembre con el propósito de acabar con la vida de su rehén.

Fue entonces cuando se estableció un dispositivo para evitar la fuga compuesto por agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil, y coordinado por el Área de Delitos contra las Personas de la División de Investigación Criminal de la Ertzaintza.

Los captores se dirigían a Francia en dos turismos diferentes: en uno viajaba el secuestrado y otro era utilizado como "lanzadera" para detectar e informar de una eventual presencia policial. El primer coche fue interceptado en una estación de servicio de L'Arboç del Penedès, Tarragona, donde la víctima pudo ser finalmente liberada del agónico secuestro.

Una hora más tarde, los miembros de la banda que viajaban en el vehículo "lanzadera" fueron arrestados a tan sólo tres kilómetros de la frontera franco-española de La Jonquera, Girona. En ese vehículo se intervino una pistola eléctrica o "taser", camuflada bajo la apariencia de un teléfono móvil, además de diverso material relacionado con los hechos.

Un final feliz para la víctima

Todos los arrestados fueron detenidos y puestos a disposición de los Juzgados de Guardia, dos de los cuáles ya habían participado en el secuestro de la misma persona en 2012.

La víctima fue trasladada al centro de salud más próximo, donde se le diagnosticaron "evidentes lesiones producidas por los golpes recibidos en el momento de su secuestro". Todas las actuaciones policiales han sido dirigidas por el Juzgado de Instrucción Número 4 de San Sebastián en colaboración con el fiscal adscrito a ese mismo juzgado. Sin embargo, todavía no se descartan nuevas detenciones y la operación sigue en curso.