Menú Buscar
Palomo de competición / PIXABAY

Detenidos tres jóvenes en Alicante por 'secuestrar' un palomo valorado en 1.200 euros

La policía pudo dar con ellos poco después de cobrar el rescate de 50€ más otro ejemplar más barato del propietario

3 min

Tres jóvenes han sido detenidos en Alicante por, presuntamente, haber hurtado un palomo de competición y devolverlo a sus dueños tras demandar un rescate de 50 euros, además de exigir otra ave de la misma familia. El grupo de chavales, de edades entre los 16 y los 18 años, robaron un palomino que estaba valorado en 1.200 euros.

Según fuentes cercanas a la investigación, los hechos se produjeron pocos días atrás en una vivienda alquilada que la víctima del secuestro tiene en el norte de la ciudad para criar estos pájaros, incluido el de competición. Algunos no tienen la jaula dentro sino fuera en un patio, como era el caso de Sardina, el pichón que fue sustraído y por el que se pidió un rescate.

Cincuenta euros de rescate

Los acontecimientos se sucedieron el pasado domingo 17, cuando el propietario del ave de la discordia recibió una llamada, con número oculto, asegurando que tenían retenido al palomo de nombre Sardina y que en caso de querer recuperarlo debía reunirse con él en una gasolinera de la ciudad y pagarle 50 euros.

Al intercambio acudieron los tres detenidos, dos varones de 16 y 18 años, y una menor de 16. Tras haber acordado los términos del canje llevaron a la víctima hasta su domicilio y después de esperar un tiempo prudencial, el damnificado llamó a la Policía Nacional que detuvo a los jóvenes al poco.

"Versiones inverosímiles"

En cuanto fueron llevados a comisaría entregaron el rescate y el segundo palomo, tasado en 100 euros, ofreciendo “versiones inverosímiles” a las fuerzas de seguridad sobre la llamada pidiendo el rescate, acusándose unos a otros.

El grupo de “secuestradores” ha sido acusado de un delito de robo con fuerza y sus integrantes fueron enviados a una comisaría del norte de Alicante. En cuanto a Sardina, el dueño aseguró que, a priori, se encuentra “en perfecto estado de salud”.