Menú Buscar
Un ordenador infectado con un virus, como el que afectó a la mujer estafada / EUROPA PRESS

Roban 47.000 euros a una mujer con una llamada de teléfono

La mujer recibió la alerta de un supuesto hackeo ruso para el que se le pidió un pago por parte de una empresa de software

2 min

La Policía Nacional investiga el presunto ataque de phising a una mujer mediante una llamada de teléfono y la descarga de un programa informático que le ha supuesto la pérdida de 47.000 euros mediante transferencias y transacciones bancarias no autorizadas.

Según ha explicado el cuerpo policial, la víctima, residente en Granada, recibió una llamada a su teléfono fijo desde un número extranjero. El interlocutor era una mujer que hablaba en inglés y que, supuestamente, era empleada de una de las principales empresas de software del mundo. Esta ofrecía un servicio de soporte técnico tras alertar a la mujer de que la licencia de su ordenador estaba siendo usada por un hacker ruso.

Pago de cinco euros

La supuesta empleada instó a la mujer a que descargara un programa informático para mostrarle el estado de la licencia. Tras la supuesta reparación, la mujer instó a que se realizará un pago de solo cinco euros a través de la tarjeta de crédito de la víctima en concepto de soporte técnico, a lo que esta accedió.

Sin embargo, días más tarde, la mujer observó en su extracto bancario que se habían realizado operaciones de entre 500 y 3.000 euros que habían supuesto un gasto total de 47.000 euros, tras lo que procedió al bloqueo de la tarjeta y a interponer una denuncia.

Alerta sobre el 'phising'

La Policía Nacional se encuentra investigando los hechos. El cuerpo advierte de que el phising es un ciberdelito basado en la apropiación fraudulenta de datos personales, entre ellos tarjetas de crédito, claves y pines bancarios.

Los agentes alertan de que más allá de correos electrónicos maliciosos, también se trata de captar los datos mediante el teléfono o mensajes SMS. Así, recomiendan no abrir mails sospechosos ni ofrecer claves ni contraseñas.