Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vehículo de la Policía Nacional / EFE

Roba cuatro potitos y la Policía se los paga

Un hombre de 35 años roba comida de bebé, explica su situación a los agentes y lo liberan sin denunciar

2 min

Una actuación de la Policía Nacional se ha viralizado en Internet por lo excepcional. Los protagonistas son un ladrón de potitos y un agente del cuerpo que le pagó su botín.

Los hechos sucedieron el 29 de mayo en un supermercado de Zaragoza. Un miembro de seguridad del establecimiento ve por las cámaras como un hombre, tras comprobar que nadie lo ve, se esconde cuatro potitos en los bolsillos de su chaqueta y se dirige a la salida. Pero antes de que puede escapar lo retiene.

Retenido

Tal y como indica el protocolo, el trabajador se puso en contacto con la Policía para que acudiera al supermercado y se procediera a la denuncia de rigor. El detenido, de 35 años, trata de explicar que es un padre de familia, que se ha quedado en paro y que pasa tiempos difíciles.

Los clientes del lugar escuchan la historia y algunos emplazan al miembro de seguridad a dejar ir al hombre, que decide esperar la llegada de la Autoridad. Al llegar al establecimiento, la Policía escucha todas las versiones, también las de los clientes. Su decisión fue dejar ir al padre de familia con los cuatro potitos.

Pago del producto

Una vez el sujeto se fue del supermercado, uno de los agentes se acercó a una de las cajas y pagó a un trabajador el coste de los productos, algo menos de 15 euros. Una acción que fue celebrada por algunos de los clientes.

La Policía Nacional ha explicado la historia en redes sociales y muchos usuarios han compartido la anécdota, que ya se ha hecho viral.