Menú Buscar
Una foto de archivo de unas alumnas de un instituto

Detenido un profesor por enviar mensajes sexuales a sus alumnas

Los mensajes que intercambiaba incluían fotos suyas desnudo y solicitudes de imágenes similares a las menores

3 min

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un docente de un Instituto de Secundaria de Salt, Girona, que presuntamente llevaba más de un año manteniendo conversaciones de contenido sexual a través del móvil con alumnas de catorce y quince años. Según fuentes de la investigación, los mensajes que intercambiaba incluían fotos suyas desnudo y solicitudes de imágenes similares a las menores.

La detención del profesor, de 38 años y natural de una población de la comarca del Baix Empordà de la que había sido concejal de Deportes, Infancia y Juventud de 2011 a 2015, se llevó a cabo ayer por la tarde. El docente, a quien el Departamento de Educación ha abierto un expediente disciplinario, ha pasado hoy a disposición del juzgado número 4 de Girona y ha quedado en libertad provisional.

Una estudiante, clave en la detención

A finales del pasado mes de diciembre, una estudiante de cuarto de ESO explicó a su tutora que uno de los docentes mantenía con ella conversaciones por la red social Instagram impropias entre profesor y alumna y que le pedía fotos diferentes a las que publicaba en la aplicación, por lo que le bloqueó.

La familia de la menor ha decidido decidió no denunciar los hechos, pero los responsables del centro descubrieron que como mínimo, habían otras dos exalumnas que habían pasado por la misma situación cuando cursaban primero y segundo de bachillerato.

Comunicación a la policía

La última semana de enero, tras hablar con las posibles afectadas y el profesor, el centro decidió comunicar el caso a los Mossos d'Esquadra. Tras tomar declaración a cuatro estudiantes, los investigadores concluyeron que el denunciado, aprovechándose de su condición de docente y de la inmadurez de las víctimas, contactaba con ellas a través de las redes sociales para intercambiar fotos con connotaciones sexuales y, posteriormente, intentar mantener relaciones.

La metodología que supuestamente seguía era la de abrir un grupo de mensajería instantánea para tratar de la materia que enseñaba y para después usar los teléfonos de las alumnas para sus conversaciones privadas. Primero utilizaba un tono cordial y formal, pero con el paso del tiempo iba cambiando el lenguaje y haciendo referencia a temas de carácter sexual que generaban confusión en las menores.