Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la Policía Nacional /EP

Un policía fuera de servicio salva la vida de un bebé a punto de morir atragantado

La madre del menor de 20 meses pidió auxilio y el agente realizó técnicas de reanimación en el niño

2 min

El pequeño de 20 meses Kevin estuvo a punto de perder la vida el pasado miércoles después de ahogarse con un trozo de comida. No obstancia, gracias a la ayuda de Fran, un agente del Cuerpo Nacional de Policía el menor pudo salvarse. Así lo recoge el Periódico de Ibiza y Formentera.

El niño estaba cenando espaguetis cuando se atragantó. La madre, vecina del barrio de sa Penya, de Ibiza, salió a la calle para pedir auxilio. En ese momento, el policía estaba por la zona fuera de servicio, paseando a su perro, cuando escuchó los gritos de socorro y acudió a atender al pequeño.

Reanimación

"El niño estaba morado. Le cogí en brazos y apliqué las técnicas de reanimación que nos enseñan en la Academia de Ávila. Afortunadamente, el pequeño reaccionó rápido y expulsó el tropezón que le tapaba las vías", desveló Fran al medio citado anteriormente.

El agente e abrió una vía de vida a Kevin sin necesidad de realizarle la técnica de Heimlich. En ese momento, el menor expulsó por su boca restos de comida, comenzó a llorar y a recuperar la respiración, así como el tono natural de su rostro.

Agradecimiento

La madre del pequeño tuvo unas bonitas palabras de agradecimiento al "Gracias a Fran y a Dios, el pequeño Kevin está hoy vivo. Estamos muy agradecidos a nuestro vecino policía y a todos. Fue un susto enorme porque Kevin estaba morado y tenía los labios hinchados. Menos mal que Fran estaba por allí con su perro y le salvó la vida".