Menú Buscar
La pitón que acabó comiéndose el pueblo

Una pitón de ocho metros intenta comerse a un hombre y acaba siendo el menú

El hombre sobrevivió al ataque de la serpiente, aunque desafortunadamente, perdió un brazo durante la batalla

1 min

Una pitón de ocho metros de longitud casi consigue la cena de varios días en la localidad de Batang Gansal, en la Isla de Sumatra en Indonesia. La serpiente atacó al humano, y tras una lucha a vida o muerte, el reptil acabó siendo la víctima. Robert Nababan, un vigilante de seguridad, se vio atacado por el reptil que lo enroscó e intentó tragárselo. Con la ayuda de un compañero con el que patrulllaba Robert fue el hombre que consiguió vencer a la bestia y hacer una favor a toda su comunidad. Desafortunadamente Robert perdió un brazo, pero dio de comer a todo su pueblo después de acabar con la vida del animal. 

El banquete duró varios días ya que la longitud del animal y la cantidad de carne pudieran alimentar a toda la comunidad por varios días y noches.