Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un avión de la flota de la aerolínea británica EasyJet en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Pesadilla a bordo de un vuelo con destino a Tenerife: fumando, bebiendo y orinando en el asiento

El avión, que había despegado de Liverpool, tuvo que aterrizar de emergencia en Lisboa para que la policía detuviera a una viajera que había agredido al pasaje

3 min

El pasado lunes comienzo la principal operación salida de los ciudadanos británicos. Miles de ingleses abarrotaban los aeropuertos del país para dar comienzo a sus ansiadas vacaciones. Sin embargo, poco se esperaban los viajeros que iban a bordo de un vuelo de EasyJet con destino Tenerife que el inicio de sus días de asueto se convertiría en un infierno.

El Diario de Avisos ha informado que dos personas, en evidente estado de embriaguez, alteraron a los pasajeros de un avión que partió de Liverpool y que debía de aterrizar en la isla canaria. A causa de los altercados a bordo, el piloto decidía cambiar de rumbo y aterrizar de emergencia en Lisboa.

Pillan a una mujer fumando y bebiendo a bordo 

Todo empezó cuando una mujer fue pillada fumando y bebiendo en los lavabos de la parte trasera de la aeronave. Aun sabedora de que ambas acciones están totalmente prohibidas, la pasajera desobedeció las órdenes de las azafatas y siguió consumiendo las bebidas alcohólicas que había comprado en el Dutty Free del aeropuerto. 

Ante la negativa de la mujer, y después de que desde la cabina del piloto se le llamara la atención por megafonía, el comandante, como máxima autoridad a bordo, decidía aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Lisboa. En suelo luso, se vivieron momentos de máxima tensión. 

Otro pasajero, también ebrio, se orina encima

Las autoridades del país accedieron al interior del avión para detener a la viajera. Acto seguido, la mujer empezó a golpear a los agentes y a dar patadas al resto de los viajeros. Tras varios minutos de forcejeo con los policías, fue detenida y desembercada. Poco después el avión despegaba de nuevo.

Si bien, lejos de dejarlo aquí, los pasajeros todavía tendrían que aguantar otra bochornosa escena por parte de otra de las personas que iba a bordo del avión. Un hombre, también bajo los efectos del alcohol, orinó en el asiento después de que la tripulación le denegase ir al baño. La compañía, en un comunicado, tilda de “intolerables” estos actos.