Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primer plano de la cara de un gato / EP

Una persona ingresada en el hospital por el ataque de un gato agresivo y fuera de control

El felino hiere a tres mujeres y la policía llama al servicio de protección animal para inmovilizar al animal

2 min

Una mujer ha ingresado en un centro hospitalario de Mallorca después de que su propio gato se pusiera fuera de control y muy agresivo e hiriera a dos mujeres más de la familia.

Los servicios de emergencia acudieron al domicilio de la víctima en el Coll d’en Rabassa (Palma de Mallorca) después de que la propietaria del felino los llamara alterada por que el animal estaba atacando a los familiares de la casa.

Intervención policial

Los primeros en llegar fueron los agentes de la Policía Nacional que encontraron a la abuela, la madre y la hija gravemente heridas por culpa del gato. Tanto es así que llamaron al Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU), la Policía Local y al Centro Sanitario Municipal de Protección Animal de Son Reus.

El personal médico-sanitario atendió a las mujeres en su propia casa, pero una de ellas requirió el ingreso hospitalario y fue trasladada de urgencia a un centro hospitalario. Los profesionales y los agentes de la policía local se mostraron muy sorprendidos por la escena.

Gravedad

Un miembro de los servicios de emergencias atestigua que una de las víctimas presentaba cortes y sangre por toda la espalda debido al ataque del gato. “Parecía que le habían acuchillado”, asegura uno de ellos.

Por su parte, el veterinario pudo llevarse el gato después de que, con ayuda de los técnicos, consiguieran inmovilizar al felino. Sus propietarias aseguran que el animal siempre fue muy territorial pero que, más allá de algún incidente puntual, nunca había actuado así.

"Enloquecido"

La familia relata que el ataque se produjo cuando intentaron meter a su mascota en un transportín. Se puso muy arisco, reconocen.

La agresividad del gato fue a más y señalan que estaba completamente “enloquecido”, hasta el punto de atacar a las tres mujeres, completamente fuera de control.