Menú Buscar
Una foto de archivo de Max, el perro y héroe australiano

Un perro protege a una niña de tres años perdida en la montaña durante 15 horas

Max, un can sordo y parcialmente ciego, dio refugio a una menor perdida durante toda la noche bajo la lluvia y el frío

3 min

Max es el nuevo héroe de Queensland, Australia. Es un perro de 17 años, sordo y parcialmente ciego, que encontró a una niña de tres años perdida en la montaña de dicha localidad. 

noche La familia de la menor alertó de la desaparición de la pequeña, de nombre Aurora, alrededor de las 3 de la tarde. Tras registrar el domicilio y alrededores, la menor no apareció, por lo que se inició una búsqueda. Sin saber cómo, Aurora se fue alejando de su casa hacia las montañas rocosas que rodean la localidad australiana. 

Toda la noche desaparecida

Los hechos ocurrieron un viernes, y el sábado por la mañana más de 100 voluntarios del Servicio de Emergencia del Estado, policías y vecinos participaron en la búsqueda de la menor. La abuela de la pequeña, Leisa Bennett, explicó que había escuchado la voz de su nieta en la montaña y un equipo se dirigió hacia allí. La menor llevaba horas desaparecida, pero entonces, apareció Max. 

"Subí a la montaña ... y cuando llegué a la cima, el perro se me acercó y me condujo directamente hacia ella", ha explicado Bennett. Aurora fue encontrada alrededor de las ocho de la mañana a 1,2 millas millas de distancia de su casa, con algunos cortes y quemaduras, pero en perfecto estado.

"El área alrededor de la casa es bastante montañosa y es un terreno muy inhóspito para entrar, así que viajó bastante lejos con su perro que era bastante leal a ella", dijo el controlador de área de SES Ian Phipps. La menor pasó 15 horas bajo la lluvia junto a su nuevo y fiel amigo Max.

Reencuentro

La abuela de la menor ha reconocido que el reencuentro fue muy emotivo y que estaba increíblemente agradecida por el resultado.

"Creo que [Aurora] estaba un poco abrumada por las lágrimas y los aullidos, pero le expliqué lo felices que eran esas lágrimas", dijo. "Pudo haber sido de 100 formas diferentes, pero ella está aquí, está viva, está bien y es un gran resultado para nuestra familia". En cuanto a Max, sus incansables esfuerzos le valieron un merecido lugar como perro de la policía honorario.