Menú Buscar
padre demuestra hijo inocente

El padre de un convicto demuestra que su hijo es inocente

El progenitor del joven condenado ha escrito un libro analizando las pruebas que se presentan contra su hijo

15.02.2018 17:06 h.
5 min

El padre de un joven condenado por asesinato en el Reino Unido ha publicado un libro para demostrar la inocencia de su hijo. El joven fue condenado a un mínimo de 26 años de cárcel en 2014 después de ser declarado culpable de ser el conductor del coche en el que huyeron los asesinos de Barry Selby, un hombre de 50 años.

La investigación policial esclareció a que tres jóvenes asesinaron a Barry y que huyeron en un vehículo que supuestamente conducía Andrew Feather el condenado.  El padre ha decidido examinar con detalle las imágenes de las cámaras de seguridad con las que la policía y el fiscal acusaron a su hijo. Su conclusión es clara: hay discrepancias y dudas sobre la fiabilidad de esas pruebas.

Asesinato e huida 

Barry falleció después de ser atacado por un grupo de enmascarados que irrumpieron en su habitación en plena noche, le dispararon en la rodilla y lo rociaron con ácido, lo que provocó lesiones que le causarían la muerte cuatro días después. El joven siempre ha insistido en su inocencia, pero nunca pudo demostrarlo en el juicio. 

Los tres asesinos, Lee Calvert, Robert Woodhead y Joseph Lowther, cumplen condena y deberán cumplir 20 años en la cárcel.  

Las contradicciones de las cámaras de vigilancia

La acusación a Feather se basó en las imágenes de las cámaras de tráfico y establecimientos de la localidad de Bradford, donde ocurrieron los hechos. Las autoridades trazaron con las imágenes la ruta de los asesinos y llegaron a la conclusión que coincidía con la ruta que realizó Feather.

Ahora su padre, ha analizado al detalle las imágenes y las horas en que los asesinos escaparon y su hijo conducía no cuadran.  "Las horas son todas incorrectas, ni siquiera concuerdan", ha afirmado a RT la madre de Feather, Michelle Feather. "Si no concuerdan, ¿cómo pueden decir que este es el auto de mi hijo? No pueden", se pregunta.

Localizó la empresa a la que pertenecía y obtuvo su tacógrafo, un dispositivo que mediante un GPS registra automáticamente la velocidad y la distancia que recorre el vehículo en el que está instalado. ÇTras analizar dichas pruebas, el padre encontró discrepancias significativas en varias pruebas.

Aclara que las pruebas de la Policía que muestran la presunta ruta de su hijo contienen grandes vacíos de tiempo. "En una parte de la grabación falta una sección de 14 minutos. Hay muchas discrepancias de tiempo, no faltan solo algunos minutos. ¿Dónde están esas horas que faltan en las cámaras de vigilancia?", se pregunta.

Los Feather opinan que un automóvil con una marca o número de matrícula no identificable que aparece en las grabaciones no es el de su hijo, y plantean que un error judicial significa que el verdadero conductor del auto de los asesinos permanece en libertad.

Falta de pruebas

El padre señala que no hay imágenes que muestren a su hijo saliendo de su propiedad. "La Policía dice: 'No sabemos cómo llegó de A a B, solo sabemos que estaba allí'", lamenta. Esta falta de pruebas indicaría que el culpable de asesinato ni siquiera estuvo en el lugar del crimen. Además, tampoco nunca se encontraron huellas de ADN de Feather en el coche de los asesinos por lo que se suma a su pètición popular para liberar a su hijo de una condena injusta. Su padre asegura: "Nunca pensé que esto pudiera ocurrir en el sistema judicial británico"

Tras agotar todas las otras vías de apelación, la familia Feather se está preparando para llevar el caso de su hijo a la Comisión de Revisión de Casos Criminales del Reino Unido (CCRC), que investiga posibles fallos de los jueces.