Menú Buscar
Varios meteoritos se dirigen a la Tierra en una imagen virtual que representa el fin del mundo / CG

Un numerólogo profetiza el fin del mundo para el próximo 23 de abril

Un cristiano ya aseguró que esto ocurriría en 2017 y finalmente no pasó; ahora, vuelve a la carga y considera que será en poco más de una semana

3 min

El fin del mundo y la segunda llegada del mesías podría estar más cerca de lo esperado. O así lo asegura un cristiano numerólogo, David Meade, en base a un pasaje de la Biblia que ha interpretado. Sería el 23 de abril cuando el sol, la luna y Júpiter estarán en Virgo, lo que precipitaría el apocalipsis. Anteriormente, ya adelantó que esto ocurriría el 23 de septiembre de 2017, pero no ocurrió nada.

Ha sido en declaraciones al medio británico Daily Express donde Meade ha explicado su nueva teoría profética. Según él, el planeta X o Nibiru impactaría contra la Tierra y provocaría terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas por doquier. Cabe destacar que la NASA ya explicó tiempo atrás que este planeta no existe y que es una invención.

Meteoritos golpean la Tierra en una imagen virtual / CG

Meteoritos golpean la Tierra en una imagen virtual / CG

Interpretación del Apocalipsis

Meade argumenta su teoría en base a un pasaje del Apocalipsis 12: 1-2 por el que para cierta rama del cristianismo evangélico este habla de una segunda llegada de Dios y el fin del mundo. “Y una gran señal apareció en el cielo: una mujer vestida del sol, con la luna bajo sus pies y sobre su cabeza una corona de 12 estrellas. Ella estaba embarazada y lloraba con dolores de parto y la agonía de dar a luz”, reza este pasaje de místico contenido.

Según este profeta del fin del mundo, el fragmento simboliza el momento en que Cristo volverá a la Tierra para llevarse a los fieles al paraíso mientras que el resto de humanos se verán abocados al fin. Pese a que todo indica que este hecho no ocurrirá y que el planeta Nibiru es falso, Meade está convencido de que este acontecimiento tendrá lugar ya que “es una señal única en un siglo exactamente como fue reflejada en el capítulo 12 del Apocalipsis. Es nuestro marcador del tiempo”.