Menú Buscar
Una tarta de un restaurante en una foto de archivo / Europa Press

Un restaurante gallego se busca la ruina al intoxicar a un menor alérgico a la proteína de la leche

El niño de 9 años probó una tarta de manzana que en teoría no contenía la proteína de la leche a la que es alérgico

10.08.2017 17:22 h.
3 min

Una familia de Toledo ha denunciado a un restaurante de Santiago de Compostela, Galicia, por haberle dado a su hijo un plato que contenía alimentos a los que el menor, de 9 años, es alérgico. Este incidente pudo haber terminado con la vida del menor, que sufrió una grave reacción alérgica.

El niño probó una tarta de manzana que en teoría no contenía la proteína de la leche a la que es alérgico. Tras la intoxicación el joven tuvo que recibir asistencia médica en un hospital de la ciudad gallega donde le administraron adrenalina para acabar con la reacción.

Crema pastelera

El padre del menor ha explicado que normalmente suelen pedir fruta porque los postres siempre contienen leche. Pero en esta ocasión el niño vio en la carta que la tarta de manzana no tenía. Aún así, la madre preguntó al camarero y este le llegó a decir que "si no sabía leer", por lo que pidieron un trozo de tarta. 

Tras comer el postre, el niño empezó a sentir picores y volvieron a preguntar al personal del restaurante por la composición del postre. Finalmente les confirmaron que sí tenía como ingrediente "crema pastelera".

Corticoides y adrenalina

El padre tuvo que ir corriendo al coche a por el antihistamínico que usan en estos casos, aunque no consiguió parar la reacción. Entonces se lo llevaron al hospital donde empezó a tener dificultades respiratorias y tuvieron que administrarle corticoides y adrenalina.

Todo quedó en un susto. El menor pudo recuperarse sin problema, pero el padre asegura que si no hubieran controlado la reacción esta podría haberle causado la muerte. Por eso, decidieron poner una reclamación a través de la Asociación castellano-manchega de Consumidores y Usuarios Consumus.

Web de restaurantes

El padre ha reclamado que los manipuladores de alimentos "tengan más conciencia", y ha anunciado su intención de crear una web para enumerar los establecimientos que detallen "de forma correcta" la elaboración de los platos que puedan contener alguno de los 14 alérgenos que desde 2013 pueden aparecer en los menús.

Estos catorce alérgenos son: gluten, crustáceos, moluscos, pescado, huevos, altramuces, mostaza, cacahuetes, frutos secos, soja, sésamo, apio, leche y anhídrido sulfuroso.