Menú Buscar
La mujer acusada de varios robos con violencia en Cataluña

La mujer que se lió a mamporros en un súper habría robado en varias tiendas más

Tiene tres procedimientos judiciales abiertos y la jueza ha decretado para ella prisión provisional, comunicada y bajo fianza

3 min

La madre que arremetió contra los trabajadores de un supermercado al pillarla robando habría hecho lo mismo en varios establecimientos diferentes de la misma cadena. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha comunicado que la señora, que fue descubierta con una decena de productos escondidos en el carrito de su hijo y que no pretendía pagar, tiene tres procedimientos judiciales abiertos y que esperará la sentencia de todos ellos en prisión

En todos los casos en los que, presuntamente, está envuelta la mujer habría actuado con la misma violencia que la captada por los clientes del supermercado de Cerdanyola del Vallès, donde lanzó puñetazos e hizo la intentona de atropellar a los empleados del establecimiento con el carro de su hijo menor.

Robo con violencia en un supermercado de Cerdanyola

Robos con violencia

Los Mossos d'Esquadra han comunicado que la mujer había llevado a cabo hurtos similares en otros municipios. De hecho, los tres casos abiertos a los que se enfrenta se localizan en los juzgados de Cerdanyola, Rubí y Terrassa y la policia autonómica asegura que también actuó en Barberà del Vallès y Torredembarra

El modus operandi de sus dos últimos golpes fallidos fue el mismo: entraba al supermercado acompañada de un niño sentado en una silla y otra menor, de mayor edad, junto a ella, guardaba productos dentro del cochecito e intentaba huir por la salida habilitada para los clientes que marchan sin compra. En ambos casos fue detectada por los empleados y retenida hasta que, tras el choque violento, dejaban los productos y huían todos. 

Cazada por los vídeos

Gracias a las imágenes grabadas por los usuarios que se encontraban en los supermercados de Barberà y Cerdanyola, los Mossos consiguieron dar con la mujer, una vecina de Terrassa de 32 años. 

La jueza de primera instancia que ha recibido el caso le ha impuesto una fianza de 2.500 euros para salir de la prisión provisional, que durante las 24 horas siguientes al decreto no fueron abonados.