Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La policía investiga la caída de una mujer por un balcón / EP

Una mujer cae por el balcón de un tercer piso: "Ha intentado matarme"

El agresor invita a la víctima a su casa, la amenaza con un punzón y luego cae desde una altura de 10 metros

3 min

La policía investiga una nueva agresión a una persona transexual de 63 años a la que presuntamente tiraron por el balcón de un bloque de pisos.

El vecindario fue el que dio la voz de alarma al escuchar un golpe seco. Algunos pensaron que el vecino, de edad avanzada, se había caído al suelo. Incluso subió para ver si estaba bien. Y así fue. Poco después se escuchó un grito de auxilio.

Malherida

Los hechos sucedieron sobre las 19.45 horas de este miércoles en el primer piso del número 10 de la calle Viña del Mar de Málaga. Una mujer cayó desde el tercer piso hasta la terraza del primero, recorriendo una distancia de 10 metros de altura.

Los vecinos se la encontraron yaciendo en el suelo, con heridas por todo el cuerpo, una fractura abierta en un brazo y sangre en la nariz. Rápidamente llamaron al servicio de emergencias médicas e intentaron calmarla. “Por favor, llamen también a la policía. Ha intentado matarme”, les rogó la mujer.

Amenaza con arma blanca

Varias dotaciones de la policía se desplazaron al lugar para atender a la víctima e iniciaron la investigación de lo ocurrido. Al estar consciente, la interrogaron en el lugar y grabaron su declaración mientras era atendida por los sanitarios.

La supuesta víctima relata que el vecino del tercero la citó y, tras un desencuentro, trató de agredirla con un punzón. Para evitar que la hirieran se fue por el balcón. Los agentes tratan de determinar cómo se produjo la caída. Las primeras hipótesis apuntan a que o bien la víctima cayó al intentar escapar o que fue él quien la empujó.

Atención médica

Tras tomarle declaración a ella, acudieron a la vivienda del supuesto agresor. Se negó a abrir la puerta y tuvieron que acceder por el balcón de un vecino. Entraron con los escudos de protección y pudieron reducirlo para proceder a su detención por un presunto delito de lesiones graves.

Ante la resistencia, agresividad y agitación que mostraba el sospechoso para ser trasladado a los calabozos de la comisaría, los sanitarios le administraron tranquilizantes. Por su parte, la víctima tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario de Málaga por la gravedad de las heridas.