Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La joven fallecida, Sara / FACEBOOK

Muere Sara, la joven que llevaba casi un mes en la uci tras una lipoescultura

La chica se encontraba en estado crítico por una presunta negligencia médica tras someterse a la operación estética

3 min

Sara, la joven de 39 años que estaba en estado crítico en la uci de Cartagena tras someterse a una lipoescultura, ha fallecido. Así lo recoge La opinión de Murcia tras la confirmación de sus allegados.

La familia ha denunciado esta presunta negligencia médica provocada por un experto en cirugía estética en manos de un abogado de la Asociación del Defensor del Paciente.

Una lipoescultura

Sara se sometió a la operación en una clínica privada, Virgen de la Caridad de Cartagena, a cargo de un médico que recientemente montó una clínica de cirugía y medicina estética en Alcantarilla, la localidad de la joven.

La joven se hizo la intervención porque quería marcarse la zona abdominal. "Le iban a quitar entre 500 y 600 gramos de grasa. El plan era entrar al quirófono a las ocho de la mañana, el jueves 2 de diciembre, y salir por su propio pie, ese mismo jueves, a la una del mediodía", desveló Nora, la hermana.

Mal consejo

La lipoescultura consiste en la extracción de grasa del abdomen mediante una cánula. El desastre fue tal que, tras la operación, Sara fue directa a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santa Lucía de Cartagena.

La familia alega que la joven no necesitaba esa operación y "es algo que se podía haber evitado por el mal consejo de un profesional", ya que informó al médico de que ya contaba con una abdominoplastia y él le recomendó hacerse la lipoescultura de todas formas.

Estado grave

"Cuando llegamos al Hospital Santa Lucía me dejaron pasar a la uci a ver a mi hermana. Sara hablaba muy flojito porque no tenía fuerzas y solo me decía una cosa: ‘De esta no salgo, de esta no salgo, he escuchado que me han perforado todos los órganos y he visto la sangre’", relató la hermana para El Español.

"Le tuvieron que poner seis bosas de sangre porque sufrió una pérdida brutal y la operaron de urgencia. Al abrirla, vieron que con la cánula de la lipoescultura le habían perforado 27 veces el intestino, el colón, los riñones y el páncreas", desveló la familiar sobre la gravedad del asunto.