Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una joven trata de sacarse un 'selfie' / CG

Muere una joven tras caer de un noveno piso mientras se hacía un 'selfie'

La mujer aprovechó la ausencia de sus amigos para sacar fotos y subirlas a su cuenta de Instagram, donde aparece con medio cuerpo fuera del balcón

3 min

Una joven de 24 años, procedente de Noruega, falleció el pasado viernes 14 de mayo en Marbella al caer desde un noveno piso mientras trataba de hacerse un selfie. La mujer, concretamente, intentó retratar las vistas desde el ático de un edificio cercano al Puerto Deportivo marbellí cuando perdió el equilibrio y se precipitó al vacío.

Se trata de una zona muy céntrica de la ciudad, por lo que los comerciantes y transeúntes de la zona llamaron rápidamente al servicio de emergencias. Sin embargo, la turista murió en el acto al impactar contra el suelo. "Es un milagro que no cayera encima de alguien", aseguró uno de los empresarios que regentan un local en la calle del suceso.

La joven murió al momento

Según informan desde Diario Sur, la joven noruega estaba haciéndose fotos y vídeos para subirlos a su cuenta de Instagram cuando, supuestamente, perdió el equilibrio y cayó desde una altura de nueve pisos. Una tragedia que tuvo lugar en un momento de máxima circulación de personas por la calle en la que se precipitó, sobre las ocho de la tarde del pasado viernes.

Los comerciantes de la zona destacan que fue "un milagro" que la mujer no cayera sobre alguien, y más cuando el fuerte golpe del impacto hizo que todo el mundo saliera a ver lo ocurrido. Los testigos llamaron rápidamente al 112, pero los médicos del 061 solo pudieron certificar el fallecimiento de la víctima a su llegada.

Estaba acompañada de amigos

La Policía Nacional entró a todas las viviendas del edificio en el que se alojaba la fallecida, pese a que las llamadas a emergencias concretaron que cayó desde una altura de entre el sexto y el décimo piso. Tras varios intentos, los agentes lograron acceder al balcón desde el que la joven trataba de sacarse un selfie, y en el interior se encontraron con un matrimonio rodeado de amigos.

La investigación señala que el grupo de amigos que se habían reunido no fueron conscientes de lo que había sucedido hasta que oyeron las sirenas en la calle. Y es que el matrimonio asegura que la chica aprovechó que fueron a una habitación interior para dormir a su bebé para salir a la terraza a fumar y sacarse unas fotos. De hecho, en su cuenta de Instagram podían verse sus últimos selfies, donde parte de su cuerpo sobresalía del balcón para retratar mejor el fondo que tenía a sus espaldas.