Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de la playa de Sanxenxo (Pontevedra) / EP

Muere un conocido cirujano al pasarle por encima una embarcación mientras nadaba en la playa

La zona de la playa de Sanxenxo (Pontevedra) no estaba señalizada para separar con boyas el área de baño de la reservada para el paso de barcos

3 min

Un hombre de 59 años falleció la tarde del Viernes Santo tras ser golpeado por una embarcación mientras nadaba en la zona de baño de la playa de Silgar, en el casco urbano de Sanxenxo (Pontevedra). Según pudo confirmar El Mundo, se trata de Juan Manuel Tábara Rodríguez, uno de los cirujanos con más experiencia en "cirugía intraocular" de la comunidad gallega.

El suceso tuvo lugar alrededor de las 18 horas del viernes. El hombre se estaba bañando en la playa con otra persona cuando fue golpeado por la embarcación. La Guardia Civil de Pontevedra mantiene abierta una investigación para esclarecer lo ocurrido, aunque todo apunta a que el barco no vio al vecino de La Coruña en el agua. 

Nave de alta velocidad

Las primeras investigaciones del caso han indicado que se trataba de una nave de alta velocidad, por lo que no habría vislumbrado al hombre, el cual falleció en el acto mientras que su compañero resultó ileso. En ese momento, varias personas llamaron al 112 Galicia

Hasta la zona del suceso se trasladaron Salvamento Marítimo y el Servicio de Guardacostas de Galicia, que desplazó el helicóptero Pesca I. Además, se requirió la intervención de Urxencias Sanitarias de Galicia-061, de la Guardia Civil y del Grupo de Emergencias Supramunicipal (GES) de Sanxenxo.

No pudieron hacer nada por él

Tal y como después han recogido las investigaciones, una embarcación particular recogió al bañista recién golpeado y lo trasladó al puerto de Sanxenxo, donde los servicios médicos desplazados no pudieron más que confirmar su muerte. Tres horas más tarde, sobre las 21.00 horas, se procedió al levantamiento del cadáver.

Fuentes municipales han confirmado que la playa en la que ocurrió el suceso se trata de una zona que durante el verano suele estar señalizada para separar con boyas el área de baño de la reservada para el paso de embarcaciones. Sin embargo, a estas alturas del año, la zona todavía no estaba señalizada y es por ello que tuvo lugar el trágico suceso.