Menú Buscar
Una foto de archivo de un bebé retiran mercado

Juzgan a los padres de la bebé intoxicada por cocaína

Ambos están acusados de un delito de abusos sexuales y otro de pornografía infantil, por lo que se enfrentan a quince años de cárcel

4 min

Los padres encarcelados en agosto en Valladolid tras un cruce de denuncias en su pelea por la custodia de su bebé, a la que, además, se le detectó una intoxicación de cocaína durante un examen médico, serán juzgados por la Audiencia de Valladolid por un delito de abusos sexuales y otro de pornografía infantil. Los acusados, que permanecen en prisión desde agosto, se enfrentan a penas de hasta quince años de cárcel.

La investigación judicial, que se ha desarrollado durante más de cinco meses, ha demostrado la supuesta connivencia de ambos en la grabación del vídeo sexual en que el padre, de 32 años y con seis antecedentes previos, trató de usar en contra de la madre, de 25 y sin antecedentes, para batallar la custodia de la bebé de un año tras su separación y que ha acabado convirtiéndose en la prueba clave contra ambos.

El vídeo, desencadenante de todo

El hombre acudió a la Comisaría de Las Delicias para mostrar a los agentes un vídeo de su mujer en actitud sexual con la bebé para utilizarlo en su contra, pero al ver que los agentes se lo requerían, el individuo trató de retractarse y retirar la denuncia. Sin embargo, las pruebas del delito ya estaban encima de la mesa, por lo que se procedió a detener a la madre dos días más tarde.

En sus declaraciones, la mujer acusó a su expareja no sólo de haberla obligado a grabar ese vídeo de índole sexual con su hija de apenas unos meses, sino también de hacerlo por miedo a que la maltratase. Acto seguido, él también fue detenido.

Positivo en cocaína

Además del vídeo, tras un examen médico a la bebé para comprobar si habían signos de agresiones sexuales (hecho que no se produjo), se pudo detectar una intoxicación por cocaína durante los días en que los padres estaban ya presos.

Por ello, el juez ha decidido mantenerlos en prisión hasta la fecha, dada la gravedad de los delitos que ahora se recogen en el auto de conclusión del sumario.

La instrucción ha demostrado que los dos estaban implicados en la grabación del vídeo. Del análisis de sus móviles se desprendería que fue el hombre quien sujetaba aquel móvil que captó una escena de la mujer con la bebé en actitud sexual y que ella no estaba bajo ningún tipo de coacción evidente. Aquello se grabó cuando todavía eran pareja, tres o cuatro meses antes de que él decidiese utilizarlo para batallar por la custodia de la menor.