Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Juana Rivas, a la salida de los juzgados /EP

Juana Rivas gana la batalla en los tribunales a su exmarido Francesco Arcuri

El Tribunal Supremo falla en contra de los intereses de Francesco Arcuri, quien pedía que se revocase el indulto parcial concedido por el Gobierno a esta madre de Macarena

3 min

El Tribunal Supremo (TS) ha desestimado este martes por unanimidad el recurso interpuesto por Francesco Arcuri contra el indulto parcial concedido a Juana Rivas por el Gobierno el 16 de noviembre de 2021. Rivas fue condenada a dos años y medio de prisión por un delito de sustracción de menores al impedir ver al progenitor de sus hijos verlos durante 14 meses.

Los argumentos presentados por la defensa de Arcuri no han convencido a la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, que hoy han deliberado en su contra. El italiano pedía la revocación de la medida de gracia al considerar que se tramitó con "sorprendente urgencia" por parte del Consejo de Ministros y arrogándose competencias reservadas al orden judicial.

A la espera de la sentencia

La sentencia sobre la desestimación del recurso contra el indulto se hará pública en los próximos días. Este martes sólo se ha adelantado el fallo del alto tribunal. El Consejo de Ministros aprobó el indulto parcial para esta madre de la Maracena (Granada) a tenor de la postura de la fiscalía y de la decisión tomada por el Pleno de la Sala Segunda del TS.

Si bien la corte reconoció que existía división en sí debía prosperar la medida o no, ya que ocho de sus magistrados apoyaron el indulto parcial para Rivas y otros ocho no. Entre estos últimos se encontraba el presidente de la Sala, Manuel Marchena.

Suspensión de condena

Si bien cabe tener en cuenta que el pasado 30 de marzo, la Audiencia de Granada ya acordó suspender la pena de prisión para Rivas. El tribunal acordó suspender la condena atendiendo al recurso presentado por la defensa de la mujer después de que el Gobierno de España le concediera el indulto que rebajaba su pena de cárcel a la mitad. 

Por ello y por el hecho de no haber delinquido en los últimos tres años, se estableció que la pena queda anulada siempre que la mujer asistiera a los programas de parentalidad positiva, tal y como había solicitado la acusación particular ejercida por los letrados de Arcuri. Así, Juana quedaba exenta de seguir cumpliendo condena desde su domicilio y de llevar el brazalete de control telemático que se le entregó cuando le fue concedido el tercer grado, el 15 de junio de 2021.