Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de Los Mossos d'Esquadra /EP

Un joven de Vilafranca rompe la nariz al examinador de tráfico tras suspenderle

La víctima ha sido trasladada al Hospital Comarcal de l’Alt Penedès en ambulancia, mientras que los Mossos han detenido al autor de la agresión

3 min

UGT ha denunciado la agresión sufrida por un trabajador de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Vilafranca del Penedès (Barcelona). Los hechos ocurrieron durante la mañana del miércoles 10 de noviembre, cuando un joven propinó un puñetazo en la cara al examinador que le suspendió en el examen práctico del carné de conducir. 

En una nota, el sindicato ha relatado que tras la agresión, la víctima fue trasladada en ambulancia hasta el Hospital Comarcal de l’Alt Penedès. Según revela el texto, el agredido sufre una fractura del tabique nasal y una lesión en las cervicales.

Detención

Asimismo, señalan que el autor de los hechos fue detenido por una patrulla de agentes de los Mossos d’Esquadra, trasladados hasta el circuito de prácticas. Por todo ello, UGT condena los hechos, al mismo tiempo que lamenta el vacío de medidas que presenta la DGT para salvaguardar a sus trabajadores.

En este sentido, subrayan que los examinadores “hace años que se sienten desprotegidos” y piden al ente que implemente medidas que garanticen la seguridad en sus puestos de trabajo. En concreto, se solicita al organismo que se refuercen los protocolos existentes mediante la presencia de agentes policiales en los circuitos de exámenes.  

Una acción premeditada

Por su parte, la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) ha emitido un comunicado en el cual tilda el suceso de "lamentable". Además, consideran que se trata de "una acción premeditada", puesto que la agresión tuvo lugar horas después de que el joven finalizara el examen.

"El agresor había sido examinado de una prueba de circulación a lo largo de la mañana y en vez de abandonar la zona de examen a su finalización, esperó de forma premeditada al examinador para exigirle nuevamente explicaciones, sin mediar más palabras y entendiendo, el agresor que había suspendido, le propinó un puñetazo en la cara, tirándolo al suelo y provocándole una fuerte hemorragia en la nariz, rotura del tabique nasal, latigazo cervical y lesiones aún por determinar a la espera de la evolución", reza el texto.