Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Lara Arreguiz Sánchez, la joven argentina fallecida por coronavirus en el suelo de un hospital / FACEBOOK

Una joven de 22 años muere por coronavirus tras esperar en el suelo de un hospital colapsado

Lara Arreguiz se convierte en un reflejo de la situación sanitaria que vive Argentina al fallecer desatendida ante la falta de camas hospitalarias

4 min

Lara Arreguiz era una joven estudiante de veterinaria de 22 años, pero el pasado jueves 13 de mayo empezó a sentir síntomas del coronavirus. Su diabetes preocupó mucho a su familia, que rápidamente la llevaron a un hospital para que fuera atendida. Sin embargo, Lara se convirtió en un reflejo del colapso sanitario que viven en Argentina.

Cuando llegaron al centro de salud protomédico de Santa Fe, la chica se desplumó en el suelo, donde esperó durante horas a que quedara libre una cama que nunca llegó. Incluso la trasladaron a otro hospital de forma desesperada, pero Lara acabó muriendo días después víctima del coronavirus y el temido colapso sanitario.

Una joven de 22 años muere por coronavirus tras esperar en el suelo de un hospital colapsado / CG

La mandaron a casa con pulmonía bilateral

Los padres de Lara Arreguiz la llevaron al centro de salud protomédico de Santa Fe el pasado 13 de mayo, donde la joven esperó en una silla de ruedas para realizarse todas las pruebas necesarias. No había camas libres para los enfermos, así que permaneció en la misma silla pese a que se le diagnosticó una pulmonía bilateral.

Allí mismo le practicaron nebulizaciones antes de mandarla a casa, no sin antes programarle una cita para que se realizara una prueba del coronavirus tres días más tarde. Pero al llegar a su domicilio, Lara empeoró notablemente y tuvieron que regresar al hospital de urgencia.

¿Pasar la noche en el suelo o cambiar de centro?

Los familiares de Lara se encontraron con el centro de salud colapsado, y la joven acabó desplomada en la sala de espera ante la falta de camas y sillas, viéndose obligada a descansar acostada en el suelo apoyándose en su mochila. Una imagen que dio la vuelta al mundo por su dureza, llegando a formar parte de la portada de varios medios de comunicación de Argentina.

"Ella se sintió muy descompuesta, y me decía que se iba a desmayar. Me dijo que se quería acostar, se acomodó en el suelo y yo le puse una campera", contó la madre de Lara en el diario La Nación. El personal del centro les dijo que no había camas para su hija a pesar del delicado estado de salud, por lo que la joven iba a pasar la noche en el suelo del centro. Momento en el que decidieron trasladarla al hospital J.B. Iturraspe.

Fue demasiado tarde para Lara Arreguiz

Cuando llegaron al mencionado hospital, los recibieron con la ansiada cama, pero el final acabó siendo trágico. El pasado 20 de mayo, el personal del centro llamó al padre de la joven para que acudiera a visitar a su hija, dado que su estado de salud era muy grave. Cuando la vio, Lara llevaba puesta una máscara de oxígeno para poder respirar, una imagen que el progenitor no logra quitarse de la cabeza.

"Me miraba y me hacía señas de que estaba ahogada. Me quebré, no podía verla así", aseguró el padre que, cuando llegó a casa, recibió la llamada de los médicos informándole de que su hija había sido intubada y trasladada a la unidad de cuidados intensivos. Una pesadilla que terminó a las tres de la madrugada del día siguiente, cuando finalmente Lara falleció víctima del coronavirus.