Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El cuchillo que Kent Ryan Tomao tenía clavado en el interior de su cuerpo / TWITTER

Un joven descubre que tiene clavado el cuchillo con el que lo apuñalaron hace un año

El arma se encontraba a pocos centímetros de los pulmones, y fue detectada durante las pruebas que le realizaron para optar a un empleo en una mina

3 min

Kent Ryan Tomao es un joven de 25 años que quería optar a un puesto como minero en una mina de Filipinas. Para poder conseguir el empleo, tuvo que someterse a diferentes controles médicos y superar una serie de pruebas médicas.

Durante un chequeo, Kent Ryan Tomao dejó anonadados a los doctores después de que éstos estudiaran una radiografía de su tórax. Pero no fue por descubrir una cualidad sobrehumana en el joven, sino por hallar un cuchillo dentro de su cuerpo.

Llevaba 15 meses clavado

Según informan varios medios locales, los médicos que analizaron la salud de Kent Ryan Tomao quedaron impactados al observar sus radiografías. En ellas podía verse un puñal situado a muy pocos centímetros de los pulmones del joven filipino.

Por ello, ante el riesgo de muerte que corría su paciente, solicitaron al aspirante a minero que se desplazara hasta su hospital para extraerle cuanto antes el arma blanca. Y el motivo de que tuviera clavado ese extraño cuerpo en su interior, según declaró el joven al Daily Mail, es que fue apuñalado 15 meses antes por un grupo de adolescentes.

El joven solo quiere trabajar

Kent Ryan Tomao confesó que, desde que lo apuñalaron, notaba un fuerte pinchazo en la zona del pecho. Y como tantos otros que tienen heridas o lesiones antiguas, las molestias aumentaban cuando bajaban las temperaturas. Pero el joven no le dio importancia: "No tenía ni idea de que todavía tenía el cuchillo ahí”, aseguró el joven minero.

En su momento, cuando acudió a un hospital para que le atendieran tras la agresión, los doctores solo le limpiaron el corte y lo cosieron. Le dieron el alta sin hacerle una sola radiografía, ni si quiera una vez finalizada la operación para ver si había quedado algún objeto extraño dentro de su cuerpo. Pero, a pesar de esa negligencia, Kent Ryan Tomao descarta denunciar al hospital: solo quiere que le retiren el cuchillo para poder optar a su nuevo puesto de trabajo en la mina.