Menú Buscar
El empleado fue defendido por compañeros y clientes

Insulta a un empleado con síndrome de Down y le niegan llevarse la compra

La mujer faltó el respeto al empleado y un compañero le prohibió llevarse la compra tras su comportamiento

2 min

Una estudiante ha presenciado y denunciado públicamente una situación de los más desagradable. La chica es una habitual cliente de una cadena de supermercados y en una de sus compras, mientras esperaba en la cola, presenció un comportamiento desolador.

Mientras ella pagaba un chico con síndrome de Down, que trabaja como empleado y empaquetador en la tienda, le colocaba la compra en las bolsas. Otra mujer que se encontraba detrás de la chica en la cola dijo “¡Dios, daos prisa!”, a lo que la joven que ya acababa le replicó que el chico no hacía nada mal y que esperara su turno.

La mujer entonces la tomó con ella y le pregunto si también era lenta como él, a lo que el empleado respondió que ella era “lista porque iba a la universidad”, aunque la mujer continuó y añadió, “la gente especial como ellos debería dejar de molestar a la gente normal”.

La mujer indignada por la ‘lentitud’ de la cola pidió hablar con el encargado y le espetó “¡mongolo!”. Para la estudiante y el cajero que atendía a la joven esa fue la gota que colmó el vaso. El empleado que cobraba a la mujer mientras le pasaba los productos al chico con síndrome de Down, le dijo “no vamos a servirle por discriminación hacia un empleado valioso y un cliente habitual. Puede dejar su compra aquí, Por favor, váyase”, concluyó.

La mujer, histérica y avergonzada por la reacción de las personas de su alrededor, montó una escena y rompió una estantería hasta que la policía se personificó en el supermercado.