Menú Buscar
El padre y la madre de la familia Hopkins

Los Hopkins, la familia que convivió durante un mes con el cadáver de su hijo

Los padres aplicaron en el menor enfermo medicamentos homeopáticos y rezos para curarle hasta que murió

2 min

Este sábado se cumplen dos años de una historia que conmocionó a la ciudad de Girona. En la víspera de Reyes, los Mossos d'Esquadra entraron en una vivienda de la ciudada catalana tras recibir varias alertas de los vecinos por el tremendo olor que provenía de un domicilio.

Cuando los agentes llegaron al lugar, encontraron el cadáver de un niño de siete años envuelto en una sábana, cerca de la puerta de entrada. El pequeño, tal y como reveló la autopsia posteriormente, había fallecido un mes atrás tras sufrir un ataque de asma. La familia, que se mudó a Girona procediente de Detroit, Estados Unidos, convivió con el cadáver durante un mes e incluso dormían con él.Bruce Hopkins, el padre de familia, intentó convencer a los agentes de que el pequeño solo estaba dormido. 

Al parecer, el matrimonio no había ofrecido asistencia médica al pequeño. Para curarle optaron por utilizar medicamentos homeopáticos y rezos. El padre, ingeniero de profesión e incluso ha escrito un libro de programación llamado ‘Bluetooth for Java’, se molestó por las conclusiones de la policía que aseguraba que el niño había fallecido. 

El matrimonio ha sido condenado por un delito de imprudencias y ha perdido la custodia de sus otros dos hijos, de 15 y 13 años respectivamente. El castigo ha sido el pago de 990 euros, una condena que muchos consideran cuanto menos injusta. Christian Salvador, al abogado de los padres, considera que se trata de una sentencia proporcionada "teniendo en cuenta la gravedad de las acusaciones que caían sobre ellos, con penas de prisión".