Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
T4 del aeropuerto de Madrid Barajas /EP

Un hondureño viaja a España para encontrar a su hermano desaparecido en la T4 de Barajas

Tras 20 días de búsqueda, Evin se ha quedado sin ahorros y reconoce que ya no le queda dinero y que apenas come

5 min

Esta es la historia de Evin Rubio, un hombre oriundo de Honduras que lleva dos semanas buscando a su hermano Lenin, un vagabundo que solía vivir en la T4 del aeropuerto de Barajas. El hombre, aterrizo en la infraestructura en la capital de España, el pasado 2 de noviembre, a las cuatro de la madrugada tras 10.000 km, 50 horas de viaje.

Rubio viajó desde la frontera que separa México de Estados Unidos, hasta el lugar en que se crió, Tegucigalpa. Una vez allí, y tras ver a su madre, emprendería su viaje a la Villa y Corte para llevarle de regreso a la casa de su progenitora. 

90 días

Su familia había logrado juntar 2.500 dólares para que uno de los seis hermanos diera el paso de ir a la busca de Lenin. Evin ha cruzado por primera vez el Atlántico, aunque, ahora, casi 20 días después de haber pisado suelo español reconoce que ya no le queda dinero. Reconoce que apenas se alimenta para así poder ahorrar y que se ha comprado un abrigo por 10 euros en una tienda de segunda mano.

Este hondureño es un hombre rudo y tozudo al que la vida no se lo ha puesto fácil y por ello asegura en el reportaje que este sábado publica El Confidencial que no volverá hasta su país hasta que no se le agote el visado de 90 días de turista que le han expedido las autoridades. A sus 38 años, Rubio ha cruzado de forma ilegal la frontera de EEUU hasta en dos ocasiones, llegando en una de ellas a vagar seis días solo por los campos de Texas sin agua ni comida.

La desgracia de Lenin

Cuenta que la última vez que su familia vio a su hermano fue en mayo de 2019. Lenin, pese a haber vivido una infancia en la pobreza, había logrado meterse en política y formar una familia. Sin embargo, la tragedia le golpeó al sufrir la muerte de una hija.

Evin revela que desde pequeño ha sido uña y carne con él, y que cuando cumplió 30 años tuvo un brote psicótico por el cual fue diagnosticado de un trastorno esquizoafectivo de tipo maníaco. Meses después se separaría de su mujer y volvería al que había sido su hogar, junto a su madre hasta que en mayo de 2019, ya recuperado, y bajo tratamiento, decide abandonar el país para volar a España.

Un reportaje

Apenas han vuelto a hablar con él. De hecho, declara a El Confidencial que tuvieron conocimiento de que se había convertido en un vagabundo del aeropuerto madrileño, cuando una amiga que vive en España les envió un reportaje que el citado medio realizó a los sin techo de la infraestructura en abril de 2020. En plena pandemia, los desalojaron.  

En dicho artículo, Lenin afirmaba que había conseguido un billete para volver a Honduras, pero se lo habían robado. Se trata de un pasaje que le había mandado su madre, tan solo unos meses antes. Por este motivo, desde su llegada a España, Evin busca sin cesar a su consanguíneo.

Evin no pierde la esperanza

Asevera que el mismo día en que llegó a Madrid, todavía de madrugada, ya empezó la búsqueda de su hermano al recorrer dos veces de punta a punta toda la terminal. Evin ha preguntado a todos los guardias, a los vagabundos que se alojan en el aeropuerto y ha difundido la fotografía de su hermano en Facebook, aunque ahora ya casi que está sin datos en el móvil.

Asimismo, confiesa haber andado por todo el pueblo de Barajas e, incluso, haber pagado a un sintecho para que le mostrara los campamentos en los que duermen muchas personas que se encuentran en la misma situación cerca de Atocha y en Argüelles, pero todo ha sido en vano. Con todo, no desiste y seguirá buscando hasta el último día de su permiso. ¿Qué harías tú si fuera tu hermano? Yo necesito una respuesta. Y solo no puedo", le confiesa a Carlos Barragán.