Menú Buscar
Una foto de archivo de Abul Bajandar, conocido como el 'hombre árbol'

El caso del 'hombre árbol' no tiene cura

El hombre se sometió a 16 operaciones, pero tal y como pronosticaron los médicos las verrugas han vuelto a crecer

2 min

Abul Bajandar es un hombre de Bangladesh que se dio a conocer en el mundo entero por ser víctima de una enfermedad rara que afecta a cinco personas en todo el mundo. Abul sufre de epdermodisplasia verruciforme y la vida le cambió raqdicalmente a los 15 años. Fue entonces cuando en sus manos y pies empezaron a aparecer unos cuerpos rugosos similares a verrugas, que fueron creciendo de forma desproporcionada.

A causa de estas verrugas, sus pies y manos empezaron a parecer raíces de árbol, por lo que tomó el nombre de el 'hombre árbol'. Hace dos años un equipo médico le sometió a un tratamiento que combinó fármcaos con 16 intervenciones quirúrgicas. Los doctores pudieron extirparle las verrugas, que en total pesaban cinco kilos. 

Tras diez años de sufrimiento, Abul pudo volver a comer por sí mismo, abrazar a su hija y realizar tareas cotidianas que antes no podía. Además, pudo construirse una casa con una donación que hizo el gobierno de Bangladesh. Sin embargo, una de las mayores preocupaciones de los médicos y del paciente era que las verrugas volvieran a crecer. Desafortunadamente, lo han hecho. Tras diversos tratamientos y un sinfín de operaciones los médicos creen que su caso puede no tener cura.

La Epidermodisplasia verruciforme está producida por una alteración genética que provoca en el paciente una sensibilidad extrema al virus del papiloma humano. Y, al infectarse con este microorganismo, aparecen en su cuerpo escamas, verrugas y tumores.

Abul es uno de los cuatro casos más extremos que se han observado en la historia. Solo se le acumulan las verrugas en pies y manos, en lugar de dispersarse por el resto del cuerpo. Abul espera poder volver a parar la enfermedad, aunque los médicos no son muy optmisitas.