Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Photocall de 'Sinjar' en el Festival de Cine de Málaga / EP

La desgarradora historia de la protagonista de 'Sinjar': "Me vendieron a un viejo por 100 dólares"

La actriz Eman Eido fue secuestrada por el Estado islámico en 2014 y fue violada y maltratada durante años

4 min

Ana M. Bofarull presentó el pasado martes dentro la programación del 25 Festival de Cine de Málaga su última película Sinjar, que participa en la sección oficial no competitiva del certamen. La historia muestra desde una visión femenina la violencia que sufren las mujeres en la guerra. Para ello, la directora creó los relatos de tres mujeres distintas y en tres puntos geográficos diferentes.

Estas tres protagonistas son: una chica joven que padece lo peor en Oriente Medio, pero acaba empoderándose y teniendo la fuerza de coger un arma y defenderse; una esclava encerrada en una casa, a la que solo le importa cuidar de sus hijos, y una mujer en Barcelona con una vida como cualquiera, pero un día desaparece su hijo y descubre un mundo detrás que no podía imaginar.

Secuestro

La actriz que interpreta el primer personaje presentado es Eman Eido, de 17 años, nacida en la localidad kurda que da título a la cinta, que vivió de primera mano los peores horrores del conflicto bélico. "Mi corazón no es libre, mi memoria lo recuerda todo", asegura en una entrevista con el periódico El Mundo.

La joven fue secuestrada por el Estado Islámico en 2014, el momento más crudo del conflicto. Entonces tenía nueve años y vivió como esclava hasta los 13. "Después del secuestro, me vendieron a un hombre de 70 años por 100 dólares. Fui maltratada, violada, me pegaron, me hicieron pasar hambre... Todo fue muy doloroso. Me duele recordar. Todavía tengo miedo. Sé que hay muchas mujeres que aún viven la misma situación que yo viví", desvela.

Traumas y terapia

"Eman Eido fue secuestrada por el Estado Islámico siendo una niña, y son muchos los traumas que están en el pasado de ese personaje. Para ella ha sido una forma casi de terapia y de poder dar voz a tantas amigas suyas y familiares que no han tenido el mismo desenlace", desvela la directora de la producción para Efe.

Actualmente la joven vive con su tía y su abuelo en Sinjar. Del resto de su familia tiene poca constancia: "Están todavía con el Estado Islámico. No tengo contacto con muchos de ellos. Sé que mi padre y mi madre están vivos, pero no sé dónde", confiesa para el periódico El Mundo.

Documentación

La directora de la película hizo un gran trabajo de documentación: "Fui al Kurdistán iraquí y estuve en campos de refugiados entrevistando a mujeres que habían estado dos años secuestradas por el Estado Islámico. Se generó un vínculo emocional tan grande que esto fue necesario, porque al final hacer cine acaba siendo algo muy visceral".

Además de Barcelona, rodó en Duhok, en el Kurdistán iraquí, a unos 200 kilómetros de Sinjar, "una zona entre Irak y Siria donde vive la minoría yazidí, a la que pertenecen las mujeres que fueron secuestradas, a las que consideraban como animales a los que podían maltratar". Junto a Eman Eido encabezan el reparto Nora Navas y Halima Ilter.