Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Hallan el cadáver de un hombre que podría ser Javier Mora /DESAPARECIDOS

Hallan en Piedrabuena el cadáver de un hombre que podría ser el vecino desaparecido en junio

Por el momento tocará esperar a los exámenes forenses y pruebas de ADN para que determinen si se trata o no de Javier Mora

2 min

Justo cuando se cumplen tres meses de su desaparición, el cadáver de Javier Mora Sánchez, vecino de la localidad de Piedrabuena (Castilla-La Mancha), habría sido hallado por un vecino, muy cerca de la zona en que se habría llevado a cabo la búsqueda. Mora, de 37 años de edad, 1,75 centímetros y complexión fuerte desapareció en la tarde del pasado domingo 13 de junio.

Según ha declarado el delegado del GobiernoFrancisco Tierraseca por el momento no existe confirmación oficial que acredite que el cuerpo encontrado es el de Javier. Por este motivo, tocará esperar hasta que las pruebas forenses y los análisis de ADN determinen si se trata o no de él.

90% de probabilidades de que se trate de Javier

No obstante, en declaraciones a la cadena SER, Jose Luís Cabezas, alcalde del municipio, ha revelado que existe elevado número de posibilidades de que los restos pertenezcan al malogrado. “Hay pruebas visuales que apuntan que en un 90% se podría tratar de Javier Mora", ha asegurado el edil.

El cuerpo de Mora fue encontrado colgado de un árbol en un paraje de olivos a un kilómetro del municipio por un vecino que paseaba a su perro. Los restos habrían quedado camuflados a causa de la frondosa vegetación del lugar.

Batidas ciudadanas

Con todo cabe recordar que durante los últimos meses varios habitantes de Piedrabuena, habían, incluso, organizado batidas ciudadanas en colaboración con la Guardia Civil para encontrarle. No obstante, ninguna de ellas dio resultado.

Las primeras pesquisas apuntaron a que Javier podría haber desaparecido de forma voluntaria, puesto que no sería la primera vez que lo hacía. Además de los agentes del Instituto Armado, al dispositivo también se sumaron varios agentes forestales, voluntarios de protección civil de Ciudad Real, Daimiel y Puertollano y un perro especializado.