Menú Buscar
Una foto de Sofía, la niña afectada

Expulsan a una niña con síndrome de Rett de una piscina por usar un 'churro'

El monitor le indicó que si quería utilizar el flotador podía acudir al río, algo que la madre decidió denunciar con una reclamación

3 min

Sofía es una niña de Ávila que sufre Síndrome Rett, una enfermedad neurológica que afecta especialmente a féminas y que se suele confundir con el autismo o la parálisis cerebral. Esta pequeña disfrutaba de sus vacaciones en la piscina de Valencia de don Juan cuando fue expulsada porque utilizaba un flotador, más conocidos como 'churros' por su forma.

Los responsables de la piscina entendieron que podía molestar a otros bañistas, y así se lo hicieron saber a su madre, Marta Vega, que ha presentado una queja formal al ayuntamiento. "Nunca habíamos tenido ningún problema", explicó la madre a El Comercio. "No estamos hablando de un objeto peligroso, sino de un flotador. Si estos están permitidos, ¿por qué no un churro?".

Inclusión de los niños discapacitados

El responsable de las instalaciones, le comentó a la madre que "a 200 metros tenía un río para bañarme donde podía utilizar el churro. Tengo la conversación grabada. Me dijo que no tenía hoja de reclamaciones, sino un libro en el que podía escribir mi queja y así lo hice", explica a la par que agradece el trato del personal de recepción de la piscina.

"De acuerdo que es mi hija, pero no protesto solo por ella. ¿No estamos luchando por la inclusión de todos los niños con discapacidad? Pues de eso va esto", remarca.

El teniente alcalde del Ayuntamiento,  José Jiménez, se disculpó por la actuación del encargado y ha prometido que no se volverá a repetir. Jiménez recordó que hay normas que cumplir, pero que las estudiarán para cambiarlas y adaptarlas a las necesidades de los usuarios. 

Piscinas adaptadas

Las piscinas de Valencia de Don Juan disponen de una silla elevadora para que las personas con problemas de movilidad se puedan bañar. El monitor implicado en los hechos hace más de 15 años que trabaja en las instalaciones y nunca se han dado problemas, hasta ahora. Desde el Ayuntamiento, trasladaron sus disculpas a la madre, pero recordaron que no puedo utilizar estos utensilios de agua en las instalaciones y deberá usar un flotador homologado, "como cualquier usuario".

Asimismo ha solicitado un poco de comprensión para el personal de unas piscinas municipales que, por la alta afluencia de usuarios, "tal vez pueda haber dado una contestación no adecuada".