Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una foto de Julia, expulsada por tener Síndrome de Down, y sus dos hermanas

Una mujer con Síndrome de Down es expulsada de un evento "para no asustar" a los asistentes

La empresa ha negado los hechos y asegura que ellas generaron problemas al no recibir el regalo que se les prometió

4 min

Julia, una mujer de 42 años, fue expulsada de un evento comercial celebrado en un hotel de Motilla de Palancar, Cuenca, por tener Síndrome de Down. Junto a sus dos hermanas acudieron a la charla pública pero se llevaron un chasco cuando uno de los organizadores del evento se acercó a ellas y les dijo que debían abandonar la sala porque iba a "asustar al resto de invitados". 

Las tres hermanas, indignadas, se levantaron y se fueron del lugar así como otras personas que se unieron en solidaridad. Una de las hermanas cuenta: "Cuando vieron a mi hermana vino hacia nosotras un chico de la empresa que organizaba el evento para decirnos que no podía estar allí porque iba a asustar a la gente". 

Denuncia social

Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Castilla-La Mancha (CERMI CLM) ha lamentado y condenado los hechos denunciados por la familia. "Desde el CERMI CLM rechazamos de plano estos hechos, gravemente discriminatorios, que constituyen una violación de los más elementales derechos que asisten a toda persona. El CERMI CLM exige a la Justicia, a través de la Fiscalía, a la que se ha dado cuenta de lo sucedido, y a la Administración regional, que actúen al respecto para primero comprobar con celeridad los hechos denunciados y si se confirman se sancione a esta empresa para que sucesos como este no vuelvan a producirse".

La empresa MediSalud programó el acto y regalaban un smartphone a los asistentes. El abogado de la compañía, Jorge García, ha negado rotundamente las acusaciones de las hermanas. García ha explicado que se les pidió que abandonaran la sala porque al no recibir el dispositivo, sino uno por pareja tal y como indicaba la invitación, las tres hermanas se molestaron. 

Familia muy conocida

El alcalde de Motilla del Palancar, Pedro Tendero, ha explicado que "la empresa está poniendo excusas porque había otro matrimonio que pueden corroborar la expulsión. La de Julia es una familia conocida en el pueblo, que suelen ir las tres hermanas y el marido de una de ellas juntos a los actos. De hecho, suelen acudir a actos del ayuntamiento e incluso se fueron las tres hermanas hace poco a un viaje que organizó la comisión de mujeres a Benidorm". Según el alcalde, que se muestra indignado con el incidente, "la empresa ha llegado a decir que eran personas problemáticas, lo que hace el caso más injusto todavía, y eso no es cierto porque nunca han dado la más mínima molestia".  

El alcalde también ha pedido que no se ataque al hotel donde se celebró el evento ya que ellos cedieron la sala a la empresa, pero que no tienen nada que ver con los hechos ocurridos.