Menú Buscar
Pocahontas, la labrador recuperada por la Policía tras un falso secuestro / TWITTER

Encuentran a la perra Pocahontas en casa del adiestrador que denunció su secuestro

Alfonso García fue detenido por simular un delito y, ahora, se encuentra en libertad con cargos a la espera de ser llamado a declarar por el juez

4 min

Hace unos días España se conmovía con la historia de Pocahontas, una hembra de labrador negra y joven que había sido entrenada para ayudar a Carla --una chica de 15 años de Málaga con movilidad reducida-- y que fue secuestrada pistola en mano por cuatro hombres que atracaron a Alfonso García, su adiestrador canino.

Pues bien, todo era mentira. La perra ha sido recuperada por la Policía y está en buen estado, aunque "delgada y con miedo" porque ha pasado una semana en un poblado chabolista, según Teo Mariscal, director de la Fundación Bocalán encargada de su adiestramiento. Y, hasta el momento, el único detenido es el propio Alfonso, el cuidador que interpuso la denuncia y que habría simulado el robo. Pocahontas se encontraba escondida en su domicilio.

La investigación sigue abierta

Los agentes de la Brigada Local de Policía Judicial comenzaron a investigar la denuncia para esclarecer los hechos, y comprobaron que el individuo no había sufrido tal acción delictiva habiendo simulado la desaparición del animal. Los agentes continúan con la investigación para poder determinar las intenciones que tenía el detenido al presentar la denuncia falsa, y no se descarta que se le puedan imputar otros hechos delictivos. 

Mariscal defiende a su empleado, por el que sostiene que "sí que le quitaron a la perra por una deuda que tenía, pero en otras condiciones que no fue las que dijo". Durante su búsqueda, el detenido había aparecido en televisión pidiendo entre lágrimas, "que la devuelvan por favor, que hacen mucho daño, tanto a nosotros como a la familia, que piensen en esa niña".

Carla tendrá que esperar

Ahora, desde la Fundación Bocalán aseguran que tendrán que volver a evaluar a Pocahontas y trabajar con ella lo largo de un mes antes de poder entregarla a Carla, que lleva esperándola tres años y que en principio debía recibirla dos días después del simulado secuestro. Para recuperarla, habían pedido la colaboración ciudadana y difundido el caso vía redes sociales ofreciendo 800 euros de recompensa. Además, el escritor ciego Emilio Ortiz aseguró que daría 1.200 euros más a la persona que ayudara a localizarla.

Alfonso García, con 11 años de experiencia como adiestrador canino, se encuentra en libertad con cargos a la espera de ser llamado a declarar por el juez. Si finalmente le acusan únicamente de simular un delito, la pena sería de una simple multa de seis a doce meses.