Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los bomberos rescatan a una joven barranquista tras sufrir un accidente / EP

Encuentran el cadáver de un barranquista español desaparecido en Suiza hace nueve meses

Diego Maeztu, Mikel Lasa, Mikel Zabalza y Tontxu González se vieron sorprendidos por una tormenta el pasado 12 de agosto de 2020

3 min

Las autoridades suizas han recuperado el cadáver del barranquista español de 38 años Diego Maeztu, desaparecido el 12 de agosto de 2020 en la zona de Vattis del cantón de San Galo, al este de Suiza.

El deportista se vio sorprendido por una tormenta junto a sus tres compañeros: Mikel Lasa (33 años), Mikel Zabalza (29 años) y Tontxu González (48 años). Todos ellos encontrados muertos poco después del suceso, pero el cuerpo del navarro desapareció hasta este martes 18 de mayo.

Fin a nueve meses de incertidumbre

El diario local Neue Zurcher Zeitung ha anunciado la recuperación de Diego Maeztu después de nueve meses desaparecido. La prensa suiza no dio detalles sobre el lugar y las circunstancias del hallazgo, pero sí indicó que se encontraba en una zona cercana a las gargantas de Parlitobel, donde se produjo el accidente.

Sin embargo, desde Noticias de Navarra aseguran que Maeztu apareció tras ser dragado el embalse de Gigerwald. El grupo de alpinistas españoles fue sorprendido por una tormenta mientras practicaban barranquismo, y los cuatro fueron arrastrados por el agua y las rocas hasta perder la vida en el accidente.

Una zona acostumbrada a tragedias

Los cuatro tenían una amplia experiencia en este deporte, pero no fue suficiente para salvar sus vidas. Los cadáveres de Lasa, Zabalza y González fueron hallados poco después, pero el de Maeztu no. Los primeros días de su desaparición trataron de buscarlo por todos los medios, pero la operación se vio interrumpida por la intensa lluvia que tuvo lugar.

Después, se reanudó la búsqueda en grupos pequeños, aunque los expertos consideraban poco probable que apareciera con vida. Y es que las zonas alpinas de Suiza son un destino frecuente para los amantes del barranquismo, aunque también son habituales los accidentes relacionados con este deporte extremo. El más recordado tuvo lugar en 1999, cuando 18 deportistas y tres guías murieron en una riada en el cañón de Saxetbach, en Interlaken.