Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El socorrista, la escort y el socio /REDES

Un empresario la lía en el Real Club La Moraleja con una escort brasileña para vengarse de su mujer

Un vídeo grabado en el interior del exclusivo recinto muestra como los vigilantes echan a la joven de malas formas e incluso la llegan a agredir

4 min

Poco se esperaban los usuarios del madrileño Real Club de la Moraleja presenciar la dantesca escena que se viviría en el interior del exclusivo y sibarita recinto, el pasado fin de semana. El que es sin duda uno de los lugares de encuentro más pijos de la toda capital española está hoy en el centro de la polémica después de que haya salido a la luz un vídeo en el que un guardia del ente expulsa a golpes a una escort brasileña.

Los hechos ocurrieron durante la tarde del domingo 10 de julio, cuando el empresario José García Salmones decidió contratar a la chica y acudir al refinadísimo lugar con ella. Una vez dentro, la joven carioca se deshizo de la parte superior del bikini y presumió de su voluptuosa figura, paseándose con los senos al aire y luciendo un escuetísimo tanga por la piscina y el jardín. ¡Todo un escándalo!

La chica de compañía en el jardín REDES
La chica de compañía en el jardín REDES

Unos pechos, demasiado escándalo para tanta gente de bien 

Y es que a pesar que desde el ente madrileño se ha intentado cubrir al máximo el asunto para no manchar la buena reputación de la institución, varios de los testigos que se encontraban en las instalaciones han revelado punto por punto al diario ABC qué fue lo que realmente lo que ocurrió. Demasiado bochorno para tanta gente de bien.

Según cuentan, fueron algunas de las socias del club, apodadas como El club de las primeras esposas, las que dieron la voz de alarma ante la presencia de la chica semidesnuda. Ancladas quizás en tiempos pretéritos a la época del destape, este grupo de féminas acusaron a la chica de haber quebrantado la paz del lugar, de ir borracha, de haber orinado en el césped y de haber ofrecido a otra usuaria hacer un trío, un homenaje a tres.  

Expulsión del club 

Ante las palabras de ellas, Sol, que así es como se llamaba la chica, no dudó en llamarlas “viejas malfolladas”. El lío estaba servido. El vídeo, grabado por una de las usuarias, muestra como uno de los vigilantes y el socorrista sacan a la joven a la fuerza de las instalaciones del Real Club e incluso la llegan a tirar al suelo. Acto seguido, la chica se revela y empieza a agredir a todos los que consideran que la están ultrajando. Todo mientras Salmones no hace nada y se fuma un puro.

En declaraciones al El Cierre Digital, la escort contratada por el socio díscolo reconoce que quedó con su cliente, comieron en el club y que luego bajaron a la piscina. Fue entonces cuando en el momento de ir a pedir una bebida, el vigilante se le acercó para decirle que iba vestida con ropa inapropiada, a su vez un par de mujeres hablaban de ella y aseguraban con despotismo que no era apta para estar allí. Según ha trascendido todo este espectáculo fue orquestado por el propio José García Salmones. Con esta acción pretendía que expulsaran a su mujer, socia del club, pues se había enterado que su cónyuge le había sido infiel con otro.