Menú Buscar
El presunto agresor detenido por la Guardia Civil // GC

Detenido un hombre por drogar a una mujer para agredirla sexualmente

El agresor intentó borrar el rastro de la droga lavando los vasos donde se la había suministrado, hecho que levantó las sospechas de la víctima

4 min

La Guardia Civil de Alicante ha detenido en Beniaján, Murcia, a un individuo de 34 años por drogar a una mujer para con la intención de agredirla sexualmente. El presunto agresor intentó borrar el rastro de la droga lavando los vasos donde se la había suministrado, hecho que levantó las sospechas de la víctima.

Los hechos se remontan al pasado mes de noviembre, cuando el hombre fue a cenar a casa de la mujer después de conocerse a través de una famosa aplicación de contactos. Ya habían quedado un par de veces antes de que la mujer, francesa de 28 años, le invitara a cenar a su casa.

Una cena extraña

Durante la cena todo parecía normal hasta que ella empezó a encontrarse mareada y aturdida. En ese momento el hombre se puso en actitud cariñosa para mantener relaciones sexuales con la chica, convenciéndola de que el malestar estaba causado por el alcohol. Además de estar mareada, la mujer se encontraba en un estado de gran desinhibición, por lo que las relaciones fueron consentidas.

Sin embargo, cada vez se fue encontrando peor, y pidió a su acompañante que la llevara al médico. El hombre, lejos de ayudarla, aprovechó la primera ocasión para decirle que se tenía que ir, y la dejó sola, por lo que decidió llamar al 112 y pedir auxilio.

Una vez en el hospital, fue sometida a diversos análisis para determinar cuál era el diagnóstico de su estado, y en el análisis de orina toxicológico se detectaron varios positivos en anfetaminas.

La víctima, sorprendida por el resultado, ya que no es consumidora de ningún tipo de drogas, regresó a casa con una amiga, y volvió a sorprenderse una vez más cuando descubrió que su acompañante había fregado únicamente los vasos y copas utilizados durante la cena.

Denuncia de la víctima

La mujer acudió a las dependencias de la Guardia Civil para denunciar lo ocurrido, sospechando que su acompañante la había drogado. La víctima contó a los agentes que tan solo había bebido un botellín de cerveza durante la cena y que su invitado insistió en que se la terminara.

Tras casi dos meses de investigación al presunto agresor sexual, los agentes han logrado reunir pruebas suficientes para llevar a cabo su detención. En los registros se intervinieron varias cajas de medicamentos, que estarían relacionados con la presunta agresión, así como gran cantidad de contenido pornográfico en su teléfono móvil, que está siendo analizado por los agentes, por si se hubiera producido una grabación de los hechos denunciados por la víctima.

El equipo autor de la investigación no descarta que puedan aparecer más víctimas, drogadas contra su voluntad por este hombre, que ha decretado su ingreso en prisión, como presunto autor de un delito de agresión sexual y un delito contra la salud pública.