Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la Policía Nacional /EP

Dos chicas impiden una violación grupal en Málaga

Las declaraciones de las jóvenes tras alertar a la policía son fundamentales para detener a los agresores

2 min

Las declaraciones de dos jóvenes ante la Policía Nacional han sido fundamentales para detener a los presuntos agresores de la violación grupal que tuvo lugar en la zona de La Malagueta (Málaga) el pasado lunes.

Las chicas se encontraban en la misma discoteca de la víctima y vieron todo lo que ocurrió desde que los detenidos se acercaron a la víctima para hablar con ella dentro del local, como cuando los agresores y la mujer salieron del establecimiento y fueron hacia la playa.

Declaraciones clave

La afectada se quedó sola en la discoteca cuando un hombre se acercó a ella. Según el relato de las testigos, en el diario Sur, otro individuo se unió a ellos y manejaron a la víctimacomo si fuera una muñeca, de forma brusca y obscena”. Al ver eso, estuvieron alerta para ver cómo transcurría la noche.

Los dos hombres y la víctima abandonaron el local "por la fuerza" y las jóvenes decidieron seguirlos. Entonces vieron que la víctima intentaba librarse de ellos y no lo lograba. Tras ver la situación, las testigos decidieron llamar a la Policía para comunicarles la situación que estaban presenciando.

Detención

Poco después se unió un tercer individuo y comenzaron a agredir a la mujer. Los agentes llegaron a la zona y detuvieron a los tres agresores, de 19, 30 y 31 años. Acusados de un delito de agresión sexual y otro de robo con violencia --ya que le quitaron el bolso--, fueron puestos a disposición judicial al día siguiente.

El juzgado de guardia decretó prisión para dos de ellos y la libertad provisional para el tercero. En su declaración ante el juez, los detenidos niegan haber cometido la violación y aseguran que la relación sexual fue consentida. Por su parte, la mujer niega totalmente el consentimiento.