Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Catedral de Notre Dame en llamas /EP

Se cumplen dos años del incendio que calcinó parte de Notre Dame

Para llevar a cabo la reconstrucción del centro ha sido necesario talar un bosque de más de 1000 robles

3 min

Durante la tarde del 15 de abril de 2019 el mundo se quedaba atónito ante las imágenes que llegaban desde París. La catedral de Notre Dame ardía en llamas después que se declarase un incendio en las obras que se estaban realizando en la cubierta del templo, poniendo en peligro una de las mayores obras de arte del Medioevo.

Hoy, dos años después de este suceso, la seo que fue construida en honor a la Virgen María entre 1110 y el 1345, permanece cerrada al  culto a la espera de volver a abrir sus puertas en el 2024.

Objetivo 2024

En su interior se realizan los trabajos a contrarreloj para poder abrir en el año en el que la capital francesa acogerá la XXXIII edición de los Juegos Olímpicos. Pese a que por ahora las obras se encuentran en fase inicial, ya está en marcha el proceso de reconstrucción del transepto y del crucero. Ambas partes que quedaron completamente calcinadas. A consecuencia de ello también se perdió la aguja que se alzaba en el punto que las unía.  

Sin embargo, la rehabilitación de Notre Dame no ha venido exenta de polémica. Además de recaudas más de 900 millones de euros de donaciones para las obras, el gobierno galo anunció meses atrás que la iglesia se reconstruiría exactamente igual a como era antes del fuego. Lo que ha implicado la tala de un bosque de más de 1000 robles que se utilizaran para reconstruir parte de la celosía de madera que recorría la nave central y la base de la aguja.

La polémica está servida

En concreto, la arbolada seleccionada se encuentra ubicada en un bosque de la región del Loira. Por si fuera poco, además de haber talado un roble de más de 230 años de vida, la recuperación de este monumento se volverá a realizar con plomo, un material potencialmente tóxico.

Una opción que poco o nada ha gustado a las asociaciones medioambientalistas que recuerdan que se tardó más de un año para retirar todo este elemento químico que se desprendió del incendio. Por otro lado, está previsto que el presidente de la República, Emmanuel Macron acuda este jueves la Catedral de Notre Dame para visitar las ya restauradas capillas de Nuestra Señora de Guadalupe y de San Fernado.